Ir a contenido

La rueda

Empezar de nuevo

Enric Marín

Mientras la familia Pujol vive un nuevo episodio en su camino hacia un destino penoso, la acumulación de casos de corrupción desangra el Partido Popular y el nerviosismo depresivo apodera de una bolsa de conducta ciclotímica. Para acabar de amenizar, bastaba el enésimo caos en Rodalies. Con este paisaje de fondo, continúa la representación de las negociaciones para formar gobierno en España. A estas alturas tanto Pedro Sánchez como Mariano Rajoy intentan una huida hacia adelante intentando escabullirse de la acometida del fuego amigo. Rajoy no ha desaprovechado una nueva oportunidad para equivocarse y cedió la iniciativa política a Sánchez. Y este ensaya una operación imposible que le permita sobrevivir al acoso de sus barones y volver a ser candidato con mejores expectativas y más control de la situación interna. Cada palabra, cada movimiento están milimétricamente calculados en clave electoral.

Se trata de hacer evidente que si el nudo no se deshace es por culpa de terceros. Por ahora, quien lo tiene peor es Rajoy. Básicamente porque ya ha dejado de ser funcional para los intereses que sirve. Ya únicamente es un tapón, un estorbo. El sueño conservador de la gran coalición ya solo sería posible prescindiendo de él mismo.

En el 2010 se abrió paso en Catalunya la idea de que había que hacer 'foc nou', de empezar de nuevo. La caída del mito pujolista terminó por reforzar todavía más esta convicción. Hoy, para la política española empieza a ser visible la misma necesidad, pero la confusión es enorme. Básicamente porque no hay proyecto, ni liderazgo. Nadie, salvo los dirigentes de Podemos, parece querer entender que sin modificaciones sustantivas en las relaciones de poder social y territorial no hay ninguna posibilidad de actualizar el proyecto democrático de convivencia colectiva en España.

Temas: Corrupción

0 Comentarios
cargando