11 ago 2020

Ir a contenido

LA RUEDA

Un visionario con capacidad de seducción

Saül Gordillo

Mucho antes que el 'procés' se diera a conocer al mundo, Puigdemont investigó cómo la prensa internacional había informado sobre Catalunya

Carles Puigdemont ha sido un hombre avanzado a su tiempo. Es un visionario, de grandes ideas y una enorme capacidad de seducción, dotado de un notable bagaje cultural. A diferencia de Artur Mas, el nuevo 'president' es un activista, un intelectual, un emprendedor, un periodista inquieto que se inventó un proyecto como la Agència Catalana de Notícies en los primeros años de internet y que lanzó una publicación en inglés, llamada 'Catalonia Today', hace más de una década.

Muchos años antes que el 'procés' se diera a conocer al mundo a través de las multitudinarias manifestaciones independentistas, Puigdemont se dedicó a investigar cómo la prensa internacional había tratado la causa catalana, entre 1926 y los Juegos Olímpicos de Barcelona. Cuando la proyección internacional de Catalunya no formaba parte de ninguna preocupación política local, tampoco del independentismo, el nuevo 'president', entonces periodista, publicó en 1994 el libro 'Cata... què?', con prólogo de Josep Benet, sobre la imagen que los medios internacionales tenían del país. 'Cata... què?' es un título que corresponde a la expresión desconcertada que, durante años, los extranjeros interrogaban a los catalanes cuando estos hablaban de su país. ¿Catawhat? ¿De qué me hablas?

Puigdemont dedicó un año sabático a viajar por el mundo en 1993 para documentarse y escribir una serie de reportajes sobre las naciones sin Estado y ciudades de Europa. Dos décadas después, Catalunya forma parte del paisaje informativo internacional por lo que aquí se llama 'desafío' independentista. Puigdemont ha llegado a la presidencia cuando nadie lo esperaba, en otra demostración de su capacidad para preveer y anticiparse.