Ir a contenido

ANÁLISIS DE LA ENCUESTA DEL GESOP SOBRE LAS ELECCIONES GENERALES

PP y Podemos mejoran sus expectativas

Àngels Pont

Los datos señalan un aumento de los indecisos en la primera semana de campaña, lo que deja margen para cambios de última hora

Una semana después del inicio de la campaña electoral se constatan algunos cambios que afectan a las expectativas de los cuatro partidos favoritos, más que por su magnitud, por la posición que pueden obtener en el resultado final. Los movimientos que se han producido durante esta primera semana marcan unas tendencias que, de confirmarse, pueden acabar con un escenario relativamente distinto del que teníamos al inicio de la campaña. Así, el PP consolida su primera posición, el PSOE conserva la segunda y Ciudadanos y Podemos aparecen empatados en la tercera.

La primera semana de campaña le ha ido bien al PP, más que para conseguir apoyos, para reforzar aquellos que ya tenía y, por tanto, para dar solidez al pronóstico que lo sitúa en primera posición. Ha incrementado la fidelidad de voto y reducido el trasvase hacía otras formaciones, específicamente hacia Ciudadanos. Es, además, el que tiene más voto decidido a su favor. Obtiene sus mejores resultados entre los electores de más edad.

También ha sido una buena semana para la formación de Pablo Iglesias, que mejora sus expectativas, se pone ligeramente por delante de Ciudadanos y reduce distancias con los socialistas. El voto de Podemos es joven, masculino y de izquierdas. Procede de Izquierda Unida, del PSOE, de partidos nacionalistas y de la abstención. Con la campaña, Podemos ha vigorizado parte de las simpatías que tenía hace unos meses, pero el voto decidido a su favor no llega al 10% del censo.

En cambio, el inicio de campaña no ha sido tan bueno para los socialistas y menos aún para la formación que lidera Albert Rivera. El PSOE conserva la segunda posición, pero se aleja ligeramente del PP, fundamentalmente por un incremento de la indecisión entre su electorado.

Mientras, los de Rivera, que hace una semana disputaban la segunda posición al PSOE, ahora lo hacen por la tercera con Podemos. Al igual que el partido de Pablo Iglesias, recibe más apoyos entre los hombres y los jóvenes, pero de procedencias ideológicas diversas. En esta primera semana ha visto reducir los apoyos que recibe procedentes tanto del PP como del PSOE. De confirmarse estos resultados, el PP y Ciudadanos no sumarían la mayoría absoluta que se apuntaba en la encuesta que publicó EL PERIÓDICO al inicio de la campaña.

Sin embargo, los datos también señalan un incremento de la indecisión, lo cual da un margen relativamente amplio para cambios de última hora. No parece que esta indecisión tenga que trasladarse a la abstención, puesto que todos los indicadores apuntan a una participación alta, superior al 70%. La indecisión tiene un mayor peso entre los electores de más de 45 años y los que se definen de izquierda y afecta especialmente a los votantes del PSOE y de Izquierda Unida.

La alta volatilidad de voto existente ya avisaba de la importancia de la campaña para fortalecer o debilitar las diferentes alternativas con opciones a los primeros puestos. Ganar la confianza por parte de unos y recuperarla por parte de otros será decisivo en estos últimos días. Los datos ponen de manifiesto que las dudas continúan y que, por lo tanto, la última semana será determinante.

0 Comentarios
cargando