Ir a contenido

John Lennon, 75 años de un mito

Se cumplen ahora 75 años del nacimiento de John Lennon en Liverpool, y el próximo diciembre se conmemorarán los 35 de su asesinato frente a los apartamentos Dakota de Nueva York. Una infancia tormentosa y una juventud inconformista marcaron la personalidad de quien cambió el rumbo de la música pop y se convirtió en una auténtico referente de la cultura popular, convertido él mismo en icono, más allá de su aportación artística. Revisar el legado de Lennon no pasa solo por recordar un fenómeno tan capital como fue el de los Beatles -aquellos que fueron «más famosos que Jesús»- o por habernos legado algunas de las piezas más emblemáticas de la historia, como Help, Imagine, Give peace a chance o Strawberry fields forever. Tanto en compañía de Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr como en solitario o con la presencia de Yoko Ono, Lennon es uno de los grandes. Bebió de la tradición del rock y de la música negra y creó un estilo singular, inigualable. La herencia del músico está también en su militancia política, en su iconoclastia, en sus experiencias lisérgicas y espirituales, en su voluntad de arte global, en su condición de avanzado a la época y de prescriptor de actitudes y de renovaciones (y revoluciones) culturales y sociales. Sin Lennon no solamente seríamos distintos, sino menos libres. Es un mito por sus canciones, pero también por sus actitudes, por sus contradicciones, porque representa una de las esencias de la contemporaneidad.

0 Comentarios
cargando