Ir a contenido

La clave

Lo que no me gusta

Bernat Gasulla

La estentórea irrupción de la Guardia Civil en las sedes de CDC, de CatDem y de varios ayuntamientos catalanes es solo un anticipo de lo que nos espera durante la inmediata campaña electoral. Y es también un ejemplo de todas las cosas no deseables que salen a la luz cuando algunos desaprensivos mezclan y agitan  justicia, política, convocatoria electoral y proceso independentista.

1. - No me gusta la corrupción. No solo la que afecta a los servidores públicos, sino también, y sobre todo, la que salpica a instituciones y partidos para su financiación ilegal.

2. - No me gusta que quienes se deben dedicar a combatir esta corrupción, los juecesfiscales, fuerzas de seguridad y ministros de turno, vayan con la agenda en una mano y la pistola en la otra, y marquen los tiempos de las investigaciones en función de sus intereses privados o de partido.

3. - No me gusta la pena de telediario, sobre todo en los casos que se puede evitar con una investigación discreta, aunque igual de rigurosa.

4. - No me gustan aquellas personas que, obviando la gravedad de las supuestas infracciones investigadas, convierten cualquier actuación judicial que les afecta en un ataque a la patria o a su causa.

5. - No me gusta que me obliguen a tomar partido. Los que queremos combatir la corrupción no necesariamente defendemos los modos de la justicia ni estamos envueltos en una bandera (española, cuatribarrada o estelada). Como dijo ayer una persona sabia en Twitter: «El uso partidista de las investigaciones no debe hacernos cambiar el juicio sobre la corrupción, y viceversa».

6. - No me gusta la gente que confunde el destino de CDC y de Artur Mas con el del proceso independentista. No todo es obra del actual president.

7. -  No me gusta que se olvide que en otras precampañas ha habido operaciones de los casos PúnicaEREPretoria...

En definitiva, la campaña del 27-S no me va a gustar nada.

0 Comentarios
cargando