Ir a contenido

La rueda

Metáforas marinas

Enric Marín

Es preciso que los partidos soberanistas metabolicen políticamente la labor de los movimientos sociales

El motor del proceso soberanista catalán es la gente corriente. Las clases populares de una sociedad internamente diversa. Y este movimiento amplio y plural se ha articulado a partir de organismos transversales y unitarioslas llamadas entidades soberanistas. Ahora bien, para que la colosal acción cívica de estas entidades tenga traducción institucional hace falta que los partidos políticos soberanistas trabajen para metabolizar políticamente la voluntad transformadora de los movimientos sociales.

Esta división de tareas con el horizonte del 27-S es la que consagró el pacto del 14 de enero. Pero, ¿dónde estamos? El presidente Mas nos tiene acostumbrados a las metáforas náuticas. Propongo la siguiente metáfora, medio bíblica y medio marina.

La barca del independentismo la mueve el motor de una sociedad civil organizada con el objetivo de hacer posible que tres equipos de pescadores consigan la máxima captura de pescado posible. De hecho, los tres equipos son especialistas en sistemas de pesca diferentes: el arrastre, el cerco y la pesca de palangre. Cada técnica tiene costes ecológicos desiguales y hace posible un tipo de captura también diferente. De manera que el éxito de la operación requiere respetar escrupulosamente una regla de oro: dado que los tres equipos aplican técnicas de pesca diferentes, pero comparten objetivo, es necesario trabajar de forma coordinada y sin interferencias innecesarias...

Hasta aquí todo bien. Pero cuando solo hace falta poner a punto los últimos preparativos antes de salir a la mar, el jefe de grupo del equipo más numeroso dice que, bien mirado, lo mejor sería que la barca solo trabaje para un equipo, el que trabaja con el sistema de arrastre. Mira por dónde, su equipo. Sorprendente y discutible... Y aunque le asistiera alguna razón, el momento y las formas escogidas se la niegan.

0 Comentarios
cargando