Un líder sin lista y una lista sin líder

1
Se lee en minutos

 La encuesta de Gesop para El Periódico ha revolucionado definitivamente el framework de las elecciones del 27-S. La maniobra la inició Podemos/Podem con las palabras de Gemma Ubasart en un míting de marzo cuando dijo aquello de "utilizaremos el odio contra Mas". Siguió con el nombramiento de Albano Dante Fachin como candidato para las elecciones catalanas, azote en sanidad similar al de Colau en las hipotecas. Era una maniobra de manual de ciencia política: Mas identificado con la casta y utilizando la sanidad como ariete siguiendo el modelo de Colau y las hipotecas en el caso de Barcelona. Pero el guante lo recogió el mismísimo Artur Mas cuando el sábado contrapuso su propuesta de candidatura unitaria del soberanismo civil a la candidatura del 'Sí se puede'. Lo que Xavier Trias se negó a hacer hasta la última semana de la campaña municipal, Mas lo ha hecho en el minuto cero.

Noticias relacionadas

Los resultados de la encuesta no son definitivos ni performativos. Especialmente porque recogen un par de hipótesis a concretar en las próximas horas. ¿Será capaz la izquierda de confluir una candidatura del tipo 'Catalunya en comú'? Iniciativa y la monja Forcades han apostado por ello. Pablo Iglesias y Podemos se resisten. No quieren diluirse como hicieron en las municipales pero los buenos resultados les empujan a hacerlo. El drama para la dirección lila es que un segundo éxito les obliga a repetir la fórmula en las generales y ahí chocarían de frente con esa enorme bandera de Pedro Sánchez. Lo curioso del caso es que esa Catalunya en Comú lograría más de 30 diputados sin tener un líder claro. Y esa es hoy su principal dificultad.

Justo lo contrario de lo que pasa en el polo opuesto. Mas sumaría 34 o 35 diputados sin haber puesto aún un solo nombre ni una solo sigla que no sea CDC detrás del nombre del propio president. Dicen sus asesores más próximos que voluntarios no faltan. Ironizan que podrían llenar un par de Dumas de más de 400 diputados. Mientras, el plan de Mas para crear unos círculos soberanistas al estilo de Podemos toma velocidad de crucero. Ahora ya piden propuestas programáticas en una web donde las siglas quedan en séptimo plano. Veremos pues cuántos apoyos puede sumar Mas con los nombres que consiga sumar, la mayoría procedentes de la ANC que no le va a contestar ni sí ni no sino "ni".