08 ago 2020

Ir a contenido

Estrategia: La campaña del odio

Joan Solé

Lo destapó Quim Arrufat, el diputado de la CUP en el Parlament de Catalunya, en el ciclo Àgora de la Fundació l’Alternativa y el Museu d’Arqueologia de Catalunya ‘El poder del poble. República catalana’: “He estado en reuniones donde se nos ha dicho: 'Nosotros en las próximas elecciones iremos a explotar el odio contra Mas, porque cuando vamos a Nou Barris, si hablamos de proceso constituyente y otras cosas, se nos mira muy extraño y no lo entienden. En cambio, si decimos 'muerte a Mas', se nos entiende". El odio como recurso para ganar votos.

Lo que Arrufat contó no era más que el detalle de una estrategia que ya hace meses que está en marcha. El 7 de marzo, Gemma Ubasart, la líder de Podemos en Catalunya, declaraba en EL PERIÓDICO: “Después del 9-N Mas tuvo un mes de gloria, pero en el mitin de la Vall d’Hebron vimos el odio que despierta su persona y este odio contra Mas es el que usaremos contra él en la campaña". Fue el primer mitin de Pablo Iglesias en Catalunya, y lo hizo con un discurso que llamó “traidor” al presidente de la Generalitat y cargó contra David Fernández: "No me veréis abrazado a Mas". En su momento chocó, ¿por qué ataca a una fuerza izquierda y popular como la CUP con su larga trayectoria de lucha social? Muy sencillo, su objetivo es ganar sea como sea.

El 9 de mayo, ya en la precampaña electoral, Pablo Iglesias vuelve a Catalunya para dar su apoyo a Ada Colau, la actual alcaldesa de Barcelona. En ese acto, Iglesias llama “gentuza” y “ladrón” a Mas mientras que Colau, por su parte, simplemente los tildó de “mafia”. Se cumplía lo que dos meses antes Ubasart anunciaba. Polarizar la campaña a través del odio: la “mafia” y la “gentuza” o nosotros.

Ada Colau se hizo con la vara de alcaldesa, la fórmula funcionó. Se oyen campanas que anuncian otra posible confluencia que repita la fórmula para el 27S. Aparece Teresa Forcades, deja el hábito, se postula para liderar una coalición que aglutine Procés Constituent, Podemos, ICV-EUiA y la CUP. Concede una entrevista a Vilaweb, titular: “La independencia se tiene que hacer sin Artur Mas”. Conoce la estrategia.

Odio contra inteligencia

No se nos puede pasar por alto un dato: “iremos a explotar el odio contra Mas, porque cuando vamos a Nou Barris, si hablamos de proceso constituyente y otras cosas, se nos mira muy extraño y no lo entienden”. Tennessee Williams, el dramaturgo estadounidense, dijo una vez que el odio es un sentimiento que solo puede existir en ausencia de toda inteligencia. Me cuesta no relacionar la intención estratégica de Ubasart con la idea de Williams, al fin y al cabo, están diciendo lo mismo. No podemos plantear conceptos y proyectos porque solo funciona el odio, sin ser conscientes de lo que supone remover este sentimiento. El odio no tiene control, no tiene límites. Sin embargo, están dispuestos a utilizarlo para ganar las elecciones y gobernar. Utilizan el odio porque creen que no hay inteligencia. Se equivocan.

El recambio

Todos los que utilizan esta estrategia se escudan en el famoso concepto de “nueva política”. Algo perfecto, puro, ejemplar. Sin embargo, su demagogia y animadversión recuerda a un ideario antiguo y grotesco como el lerrouxismo. Escenifican el cambio con un recambio ideario adaptado al siglo XXI. Encender la mecha del odio puede salir muy caro, nadie ganará, pero están dispuestos a utilizarlo.

joansole.cat