Ir a contenido
Dolors Sabater será la próxima alcaldesa de Badalona, con lo que desbancará a García Albiol.

JOSEP GARCIA

Dolors Sabater, la chica que llevaba un camión por Badalona

Xavier Rius

Este sábado a mediodía el Pleno Municipal de Badalona nombrará por mayoría absoluta a Dolors Sabater nueva alcaldesa, gracias al pacto acordado entre Guanyem Badalona en Común, PSC, ERC, ICV-EUiA y CDC. Así se pondrán punto y final a los cuatro años de mandato del popular Xavier García Albiol, el cual no ha parado de denunciar desde el 25 de mayo, lo que llama pacto de perdedores, dado que el PP fue la lista más votada y desde su entorno se ha convocado una concentración a la hora del del pleno para intentar evitar que Sabater sea alcaldesa.

La ley electoral y de régimen local es como es y, evidentemente, puede modificarse. Pero cada sistema tiene sus pros y contras deben aceptarse las reglas del juego. Hay países donde hay una segunda vuelta que, si se hubiera aplicado en Badalona, ​​Sabater como segunda que quedó, hubiera concurrido a la misma con el apoyo de los otros partidos "perdedores" que ahora le apoyan, por lo que, probablemente, hubiera sido la ganadora. Hay países como Italia, con una gran pluralidad de partidos, en que la lista que tiene más votos recibe por ley unos escaños de regalo que le ayudan a conseguir una mayoría más amplia para la gobernabilidad; y este hecho obliga a menudo a hacer coaliciones electorales, dado que juntos, si se gana, se tiene muchos más escaños que por separado. Todo sistema es modificable y en oasiones beneficia a unos y en otro momento o en otro lugar a otros. Y aquí es alcalde aquel que en el pleno de investidura obtiene el voto de la mitad más uno de los concejales --lo que obtendrá Sabater--, si bien la ley prevé que en caso de que ningún cabeza de lista obtenga la mayoría absoluta en el plenario, se nombra alcalde a la cabeza de lista de la candidatura más votada en las urnas, que es como él fue nombrado alcalde hace cuatro años.

Pero con la campaña de agitación mediática que ha hecho Xavier García Albiol contra el pacto de cinco fuerzas para invertir Sabater alcaldesa, y luego hacer un gobierno de coalición de tres o cuatro fuerzas, pretende deslegitimar algo que es plenamente legal. Y cuestionar su legitimidad, haciendo salir gente en la calle, es una repetición de lo que Albiol sabe hacer tan bien: romper la cohesión, dividir la ciudadanía e intentar enfrentar unos vecinos contra otros. También se critica desde el entorno de Albiol el hecho de que el nuevo equipo de gobierno habrá una concejala musulmana, Fátima Taleb. Qué paradoja! Primero desde la oposición, y estos cuatro años desde el gobierno, batallando para impedir que en Badalona los musulmanes visibilicen y normalicen su presencia, y ahora habrá una con velo en el gobierno municipal.

Albiol ganó las elecciones hace cuatro años gracias a sacudir problemas, identificando ciertos comportamientos a ciertos orígenes étnicos, y negando el derecho a practicar en espacios públicos o privados el culto religioso a una parte de la ciudadanía. Y ya en el gobierno, haciendo actuaciones como precintar acompañado de la prensa, una serie de comercios de extranjeros por el incumplimiento de alguna normativa o alguna irregularidad que, en la mayoría de casos y de municipios se resuelve con una advertencia o una multa acompañada de un plazo para solventar esa deficiencia. Y aunque los comercios precintados reabrirían al cabo de unos días en resolver el problema, Albiol conseguía lo que quería, presentarse como un justiciero hacia una parte de la ciudadanía, que, casualmente, no puede votar, frente otra que sí puede hacerlo.

Dolors Sabater, la mujer que encabezará el gobierno de coalición de Badalona, ​​no es una mujer débil a la que, el hoy alcalde en funciones pueda doblegar fácilmente. Es una mujer fuerte y sensible, que hace como nadie lo cree. Firme y generosa, y defiende lo que piensa que es justo, solidaria con los demás, que considera el trabajo en equipo un valor en sí mismo, y profundamente vinculada al tejido social, asociativo y político de Badalona, ​​más allá de siglas y consignas.

Conocí a Sabater a finales de los años setenta en el Casal de la Pau de Barcelona y el Movimient d’Objetors de Conciència donde ambos militábamos. Ella era de las pocas chicas que había, dado que la mili, como el coñac Soberano, era cosas de hombres. Y ella no estaba allí por ser la pareja de algún objetor. Militaba en le mismo porque creía en la lucha pacifista y antimilitarista, y la conocíamos todos como "la chica del camión de Badalona". Y es que esa chica de diecinueve años llevaba el camión de la empresa de su padre y, conducido por ella, lo utilizábamos siempre que nos hacía falta. Para loa primeras ruas de carnaval que se hicieron en Barcelona los años ochenta, años que en Europa se extendía la lucha contra la instalación instalación de misiles estadounidenses, disfrazábamos su camión de blindado lanza misiles y carroza pacifista. Un año, creo que fue en 1983, ganamos uno de los premios de mejors carroza, que nos lo entregó la entonces concejala de Cultura, Maria Aurèlia Capmany. Dos años antes, ese mismo camión el usamos, no para disfrazarlo de vehículo militar, sino para huir. El 23 de febrero de 1981, el día del golpe de estado, ella vino de Badalona con el camión en el que cargamos y ocultar todos los archivos del Casal de la Pau. Si el golpe militar triunfaba los que decíamos no a la mili teníamos mucho que perder.

Recuerdo que ella entonces ya nos hablaba con ternura de su hermano mayor, Frederic, que tenía una minusvalía de nacimiento, y que sólo era capaz de decir una veintena de palabras. Y “Miozz” modo como él pronunciaba Maria Dolors y se le dirigía, era una de ellas. Y precisamente Miozz es el nombre que Dolors Sabater puso en su blog digital hace unos años.

Y combinando su vida laboral como profesora de instituto, la vida familiar de madre y esposa, y la social en diferentes entidades y proyectos, dedicaba -y dedicadas muchas horas a su hermano mayor.

La vida a veces sorprende repitiendo golpes dolorosos, y su otro hermano, Daniel, hace doce años sufrió un ictus que le obligó a necesitar una silla de ruedas. Él también estaba muy vinculado al mundo asociativo, era miembro de los Castellers, y ella lo llevaba a actos sociales y culturales. La invisibilidad e inactividad es una patología añadida con la que los familiares y el entorno suele castigar a los discapacitados -como también lo hace con los que viven en la pobreza- y ella luchaba cada fin de semana para romperla. Y el hecho de dedicar mucho su tiempo a los dos hermanos con discapacidad hace que conozca muy bien los muros de la burocracia y la incomprensión administrativa que a menudo sufren, como también conoce las calles, los parques y los equipamientos de Badalona donde una persona con silla de ruedas puede acceder fácilmente y aquellos que no. Cuando el hermano menor murió hace medio año, los Castellers de Badalona le levantaron un pilar de luto. Dolors reconoce estos días que, cuando le propusieron hace cuatro meses la locura de encabezar la candidatura de Guanyem Badalona en Comú, hubiera dicho que no si este hermano estuviera vivo.

Ahora se hace difícil saber si el gobierno de coalición que ella encabezará desde el sábado en Badalona lo hará mejor o peor. En los gobiernos de coalición se ha de escuchar, dialogar, negociar, pactar, fijar un rumbo y aceptar el acuerdo final. Pero por encima de todo la alcaldesa y el plenario municipal tienen la última palabra, aunque sea de una candidatura que lleva el proceso participativo en su ADN. Probablemente el alcalde saliente, Xavier García Albiol continuará con su estrategia de descalificación personal hacia ella y hacia los partidos que han hecho el pacto. Ella ha encabezado la lista de Guanyem Badalona en Común que agrupa a la CUP y Podemos, y tendrá en el Pleno de investidura el apoyo también del concejal y diputado de CDC, Ferran Falcó, quien ha dejado claro que, a pesar de sus diferencias ideológicas con estos dos grupos, apoyará Sabater por su trayectoria y su capacidad de trabajar y aglutinar.

Que sepa Albiol si continúa con la campaña de descalificación y deslegitimación del nuevo equipo de gobierno, que tendrá ante una mujer que, a diferencia de él, que no tiene el apoyo de nadie más salvo el PP, que sabe tejer complicidades y apoyos, y que cree que lo que divide a la gente de Badalona no es el origen étnico, sino las desigualdades y la pobreza que muchos sufren o pueden sufrir. Tendrá delante aquella chica fuerte y sensible, que con diecinueve años llevaba un camión por Badalona.

Post publicado en el blog de Xavier Rius