Ir a contenido

La rueda

La prima de riesgo

Carlos Elordi

Uno de los argumentos más falaces de la campaña electoral de Mariano Rajoy es el de que si el PP deja el Gobierno se acabaría la recuperación actualmente en curso. Por mucho que se repita, nada sostiene dicha afirmación. Primero, porque esa recuperación es bastante menos sólida y profunda de lo que se pregona. Segundo, porque el crecimiento del PIB que indican las estadísticas oficiales se debe fundamentalmente a factores que nuestro Ejecutivo no controla. Como la caída del precio del petróleo, la de la cotización del euro o la política monetaria expansiva del BCE. Tercero, porque nada dice que no sea posible una gestión económica mejor que la del PP.

La subida, de cerca de un 30%, que la prima de riesgo sufrió la semana pasada afianza esas apreciaciones. Los analistas creen que se ha debido al riesgo de que no haya acuerdo entre Atenas y Bruselas y por tanto a que aumenta el peligro de que Grecia abandone el euro. Y a que, puestos a temer, los inversores no descartan que el gravísimo desajuste que se derivaría, también implique, más adelante, a la deuda pública española. Que, por cierto, no deja de crecer.

En todo caso, esas evoluciones y especulaciones se producen totalmente al margen de la acción del Gobierno de Rajoy. Aunque no estemos, ni mucho menos, en situaciones de emergencia como las de hace unos pocos años, la suerte de las finanzas españolas se sigue dirimiendo en los mercados. Gobierne quien gobierne, tendrá que hacer frente a esa realidad. Y hasta puede hacerlo mejor que el PP. O, por lo menos, igual.

Cada día que pasa, la evolución de la economía pierde fuerza como salvavidas del partido de Rajoy. Son otros los asuntos que atraen la atención del electorado. Pero puede volver al protagonismo. Será entonces el momento de preguntarse qué ha hecho de bueno el PP en esta materia.

0 Comentarios
cargando