08 ago 2020

Ir a contenido

Mentiras compulsivas, falsos informes e insinuaciones yihadistas

Sílvia Cóppulo

Francisco Marco, director de los detectives de Método 3, nos dijo ayer en 'El suplement' de Catalunya Ràdio, una vez, dos veces y tres, que Alícia Sánchez-Camacho es una mentirosa compulsiva. Que sabía que la estaban grabando en La Camarga. Lo que se hace evidente es que del encuentro se quería sacar información personal que hundiera a sus contrincantes políticos, y concretamente a Convergència. Solo encontró petróleo con Pujol. Porque había. Hay que "salvar a España", le diría tiempo después el jefe del gabinete del presidente español a la otra comensal.

Con el mismo objetivo, este de la salvación española, se escriben solos en la Udef informes falsos, que esparcen porquería compulsivamente. El ministro siempre dice que no sabe nada, pero que habrán más informes. Es extraño saber que habrán cuando no sabes nada. Suerte que algún alcalde importante tiene la capacidad de demostrar que son mentiras. Mentiras, como dice aquel, compulsivas y falsos informes.

Y llegamos a esta semana, en la que los Mossos detienen a una célula yihadista de las que quiere matar. Entonces, el mismo ministro dice que hacer proselitismo con algunas personas para incrementar el independentismo no es recomendable ni prudente. Y hoy mismo el diario que le ríe las gracias, en la misma línea de investigación, asegura que "Los soberanistas buscan el apoyo de los grupos islámicos". Mezcla yihadismo, islam, CiU y Esquerra. Con insinuaciones contra Oriol Junqueras, que se ve que un día fue a una mezquita. Al final de la supuesta información, serían los islamistas los que se aprovecharían del independentismo o viceversa, no queda claro. Situando al islam como si fuera la yihad.

Mentiras compulsivas, falsos informes e insinuaciones yihadistes son suyos.