08 ago 2020

Ir a contenido

España, ¿régimen totalitario?

Andreu Pujol

La candidata de Ciutadans a la alcaldía de Barcelona, Carina Mejías, ha declarado que la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) “utiliza medidas de presión para hacer listas de ayuntamientos adictos a las políticas del Gobierno” y ha añadido que “este tipo de actitudes son propias de regimenes totalitarios”. Lo ha dicho después que desde la AMI se haya propuesto que los cargos electos que así lo quieran prometan, en la toma de posesión de su cargo, ponerse a disposición de las instituciones y el derecho de autodeterminación de Catalunya.

Esta adhesión voluntaria sería fruto de la convicción ideológica de cada representante municipal y, por lo tanto, queda lejos de la coacción y de la obligatoriedad. Lo que sí que es obligatorio es la jura de la Constitución Española que tiene que hacer cualquier concejal en todo el territorio bajo administración española.

Yo mismo, que tingo la suerte y el honor de representar a mis ciudadanos en un pequeño municipio, tuve que prometer, añadiéndole la coletilla “por imperativo legal”, un texto legislativo redactado antes de mi propio nacimiento. Un texto que dice que el ejército español garantiza que mis ideales nacionales no se puedan llevar a cabo. Una patraña que, no hace falta decirlo, espero poderme pasar por el forro tan pronto como sea posible.

Gente de orden, gente seria que se ducha todos los días -no terroristas zumbados-, teniendo que mentir descaradamente y constando en acta para cumplir una imposición legal. Eso sí que se asemeja a un régimen totalitario y no las recomendaciones de una asociación a la que cada cual se adhiere según le place. Que España no es un proyecto de adhesión, sino una imposición, es un hecho que ha quedado claro a medida que se nos ha negado el derecho a decidir. Intentar tergiversar la realidad es lo que hacen los esbirros de los regimenes totalitarios. “War is peace, freedom is slavery, ignorance is strength”.