Ir a contenido

La clave

El año del despegue educativo

Bernat Gasulla

Acabamos el 2014 y, como diría el president Mas, empezamos el año nuevo hablando de educación. Buena noticia. Hemos pasado la última hoja del calendario cantando las hazañas de los candidatos a mejor maestro del mundo y conociendo los penúltimos detalles de la LOMCE, ese ariete lanzado por el ministro Wert y que ha levantado las defensas de no pocas comunidades, entre ellas Catalunya.

¿Por qué es una buena noticia que los titulares vuelvan a ocuparse de aulas, estudiantes, docentes, padres y proyectos educativos? Tras tomar las uvas muchos nos hemos preguntado si el 2015 iba a seguir siendo un año de caída al abismo. Hemos aprendido a hacer callo ante los cantos de sirena. Desconfiamos. No nos acabamos de creer que este vaya a ser el año del despegue económico, del inicio de la olvidada prosperidad, de la recuperación sólida de la creación de empleo, del recorte de las desigualdades. Está muy bien la recuperación del crédito, del consumo, de las exportaciones, de la creación de empresas y de otros tantos indicadores económicos. Pero hace falta algo fundamental.

Maestros

No nos engañemos. Pese a la última experiencia que están teniendo muchos jóvenes, obligados por las circunstancias a poner pies en polvorosa o a renunciar al bagaje académico e intelectual que atesoran, solo cabe una alternativa. Potenciar ahora la educación, la cultura, la innovación, el talento, la curiosidad y la creatividad. Es hora de un cambio de paradigma, no solo en lo político, para acortar las desigualdades.

Y es aquí donde adquieren más sentido que nunca figuras como la del maestro César Bona, candidato español a recibir el nobel de los maestros. No sé si él estará de acuerdo, pero me permito poner a Bona como ejemplo de los cientos de profesores (todavía pocos) que, bregando contra leyes absurdas, recortes e incomprensión, han apostado por potenciar la responsabilidad de los alumnos reforzando su sentido crítico, curiosidad y afán de conocimiento, siempre en relación con los demás. Informes Pisa al margen, con maestros así y con una educación así, tal vez este país acabe despegando.

0 Comentarios
cargando