28 may 2020

Ir a contenido

Mas y Junqueras, o la 'escudella' de Navidad aún no hierve

Sílvia Cóppulo

CiU y ERC continúan divergiendo en la forma de presentarse a unas elecciones que se tienen que poder considerar un referéndum y el apoyo directo a la independencia baja. Por ocho décimas, en pregunta directa, ahora el 'no' a la independencia superaría al 'sí', aunque si lo que hacemos es contar los escaños que ganarían los partidos, el apoyo al soberanismo crecería en el Parlament. 

CiU ganaría las elecciones casi en un empate técnico con Esquerra. Está claro que Podemos-Podem entraría con fuerza en el Parlament y todavía con muchísima más en el Congreso de los Diputados, donde quedaría cerca del PP. 

Volvamos atrás. El apoyo a la propuesta de que Catalunya sea un estado independiente baja por primera vez desde el año 2012. ¿Tiene algo que ver con las idas y venidas, o con la lista única de Mas, o las dos listas y un paraguas de Junqueras? ¿La población se cansa o puede empezar a desconfiar viendo que quienes quieren la independencia de entrada no están llegando a un acuerdo sobre la forma de concurrir a unas elecciones extraordinarias, que parecería más fácil, que conseguir ser independientes? El viernes, el 'president' del Govern se entrevistó con el líder de Esquerra. 

El calendario se estrecha. Mas podría dejar pasar las fiestas y no decir nada más hasta el 13 de enero. Josep Rull, de Convergència, dice que la fecha tope es el 15 de enero. Vienen los barquillos, nos comeremos los turrones, pero la 'escudella' aún no hierve.