30 mar 2020

Ir a contenido

Nuevo intento de reinstaurar los toros en Catalunya

Joan Tardà

Wert sigue cabalgando de manera desbocada, siguiendo la huella del centralismo homogeneizador. Ahora, con la presentación de una nueva ley, de un nacionalismo tan encendido como retrógrada, que pretende (atención, eh!) la "Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial". De hecho, dicho lisa y llanamente, se trata de laminar las competencias de las comunidades autónomas, usurpando sus ámbitos de decisión en este ámbito de la política cultural. Porque (¿en un Estado normal habría recordarlo?) la competencia exclusiva en patrimonio cultural depende, en el caso de Catalunya, por ejemplo, de la Generalitat (artículo 127 del Estatut). Y la ley 9/1993 ya salvaguarda el patrimonio cultural inmaterial.

En definitiva, si el proyecto de ley que se pretende aprobar no cubre ninguna laguna legal, ¿qué es lo que persigue el ministro Wert y el Gobierno de Rajoy? La respuesta está en la ley 18/2013 para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural, con la que no pudieron culminar el objetivo perseguido. Ahora quieren dotarse de un nuevo instrumento (toros patrimonio cultural inmaterial fiesta nacional) para levantar la abolición aprobada por el Parlament de Catalunya, bueno y diseñando una nueva vía para proteger la tauromaquia y reincorporarla a Catalunya. Para que el proyecto de ley obligaría a todos los territorios a proteger un bien inmaterial aunque éste fuera ajeno a su cultura propia.

Ciertamente, con la presentación por parte los republicanos de una enmienda a la totalidad, que será debatida el próximo jueves, no será suficiente para pararlo. Pero no se lo pondremos fácil.

En otro caso, la sociedad catalana se resistirá y nuestras instituciones, también. En este sentido, el trabajo realizado por el Parlament no ha sido holgada. Han sido abolidos y la pretensión de reconocer los toros como patrimonio cultural por parte del gobierno español (hasta ahora, por lo menos) ha tenido contestación en todo el mundo: más de cien organizaciones de protección animal de 29 estados y cientos de miles de ciudadanos de más de 135 países, entre los que nombres tan significados como la activista naturalista Premio Príncipe de Asturias Jane Godall o el Premio Nobel de Literatura J.M. Coetzee.

La alarma, sin embargo, ha vuelto a sonar. Y aunque de manera más fuerte a raíz de la no incorporación por parte del PSOE de las corridas de toros en una iniciativa parlamentaria discutida hace pocas semanas que pretendía regular la protección de los animales en fiestas y espectáculos públicos. ¡Para el PSOE, en las corridas de toros no se maltratan a los animales!

En lugar de garantizar la financiación de las comunidades autónomas para que puedan proteger y difundir los bienes culturales, el PP prioriza la cruzada de la españolización, de la intensificación de la "cultura nacional española".

¡Atención a lo que pase este jueves!

Post publicado en el blog de Joan Tardà

Temas Toros