14 ago 2020

Ir a contenido

Digamos sí al Parc de l'Oreneta

Jaume Collboni

He compartido un rato con la Madre Montserrat Casas, la Madre Superiora de las Clarisas de Pedralbes. Me ha explicado la buena relación que desde hace años, mantienen con el Ayuntamiento de Barcelona, gracias a la cual tanto el Monasterio como el museo forman parte del patrimonio de la ciudad.

Bajo una apariencia de fragilidad, esta mujer buena esconde la firme voluntad de que el Parc de l’Oreneta no se urbanice para el disfrute de tan sólo unos pocos. Fui a verlas para agradecer su apoyo a la campaña que las entidades vecinales han estado haciendo durante meses para parar el proyecto de urbanización del Parc de l’Oreneta, y a la que los socialistas de Barcelona hemos dado nuestro apoyo.

La Madre Montserrat me explicaba que el espacio que hoy Nuñez y Navarro quiere edificar, con el consentimiento del alcalde Trias y la connivencia del PP, para construir unos pisos de “superlujo”, no tiene en consideración que es un espacio de uso para las y los vecinos del barrio. Me decía que era una pena acabar con un espacio de ocio para los vecinos y las vecinas: Para los abuelos que van a pasear y para los niños y niñas que hacen actividades de fin de semana.

No podemos aceptar que el modelo privatizador de Trias se extienda por la ciudad. Barcelona perderá mucho más que los árboles que planifican cortar para dar unas “vistas de lujo” a los pisos que quieren construir. También perderemos un espacio que integra la ciudad y su montaña.

Gracias a la campaña que llevamos haciendo desde hace meses, ahora ya tenemos la unanimidad social que queríamos para exigir al Ayuntamiento que respete el Parc de l’Oreneta en su integridad. Vecinos, vecinas, plataformas, asociaciones, representantes políticos y hasta las monjas, hemos puesto cara y voz a una reivindicación que queremos que se oiga: “Salvemos la Oreneta".

Como ya nos tienen acostumbrados, tendremos que esperar que Trias y el PP bajen de su pedestal y escuchen el clamor de la calle.