OPINIÓN

Europa no actúa... y, por lo tanto, no crece

2
Se lee en minutos

El tema que preocupa ahora es la falta de crecimiento de Europa. Es curioso cuan cambiante es la opinión del FMI, de los «expertos» y también de los medios de comunicación. Hace apenas un año se decía que España era el enfermo de Europa. Ahora resulta que somos el ejemplo a seguir. Ya hace muchos, muchos meses, que Europa no crece, y no se daban cuenta. El cortoplacismo de los mercados y de los grandes expertos internacionales es llamativo y la verdad es que a mí me da miedo: si los grandes pensantes son incapaces de ver más allá de un trimestre, mal vamos.

En fin, vayamos al grano. Y el grano es que Estados Unidos ha crecido a un promedio anual del 2,2% durante los años 2010-13. Es un crecimiento equilibrado, ni mucho ni poco, a poc a poc, como debe ser. En ese mismo periodo Japón ha crecido el 1,6% anual, aceptable. La Unión Europea (UE-28) apenas ha alcanzado un 0,8% (mal) y el área euro (UE-17) solo un 0,6% anual, es decir nada (datos Eurostat). Y lo peor de todo es la secuencia de crecimiento en la zona euro: 2,0%, en 2010; 1,6%, en el 2011; -0,7%, en el 2012 y -0,1, en el 2013. Señores gobernantes de la UE y del BCE ¿no ven que vamos para abajo? ¿Y no ven que desde hace ya años es así?

Hemos asistido en el 2009 a la mayor crisis económica desde la Gran Depresión, hace ya más de ochenta años. Y ¿qué piensan ustedes, señores gobernantes: que ella sola se arreglará? Pues no funciona así. En Estados Unidos, en teoría el país menos intervencionista económicamente, la autoridad económica (Gobierno y Parlamento, más el banco central), actuaron y de verdad. La Fed inyectó dos billones de dólares entre el 2008 y el 2009 (El BCE la mitad, casi cuatro años más tarde). Gobierno y Parlamento aprobaron ayudas por valor de 1,1 billones. Y lo que es importante, las ayudas iban destinadas a empresas, bancos y familias. Los bancos se sanearon, el crédito volvió a fluir, las empresas se recuperaron, y sobre todo, las familias no se vieron amenazadas y volvieron a consumir.

Noticias relacionadas

Aquí en Europa solo se concedieron ayudas por la mitad (unos 0,5 billones) y solo a Gobiernos y para que pagaran su deuda, lo que me parece bien. Pero no se pensó en ningún plan de ayuda a empresas y familias. No se pensó en ayudar a la exportación. No se diagnosticó la fuente del problema, para poderlo solucionar en menor plazo. En mi modesta opinión no se hizo nada. Por no hacer, ni se bajó el euro, con lo que nuestras empresas tienen muy difícil vender fuera, a un 30% más caro que el resto de competidores. Por cierto, que los americanos sí han estado felices con un dólar barato y un euro caro.

¿Puede el lector mencionarme algún super plan económico europeo, potente, ilusionante y que abarque a toda Europa? Por ejemplo, plan europeo de carreteras o de AVE, o de Pymes, o plan de exportación? Yo no recuerdo ni uno solo. Si es así, ¿por qué se extrañan de la desafección de los ciudadanos hacia Europa?