14 jul 2020

Ir a contenido

PALABRERÍA

'Brico3D'

Pau Arenós

Barba. El que se deja barba quiere ocultar algo.

Chaleco. Si siguen fabricando 'smartphones' cada vez más grandes, volverán los chalecos y los pantalones con múltiples bolsillos de Coronel Tapiocca. Y eso sí que no.

3D. Sin fe en demasiadas cosas, creo en las impresoras 3D. Se acerca una revolución verdadera: cuando bajen de precio, adecúen el tamaño y conseguir el material sea sencillo, en comercios cercanos. El manitas tendrá un nuevo juguete para almacenar al lado de la pulidora y los juegos de llaves allen. Hay que prepararse para tutoriales y programas de tele: 3Dmanía o Brico3D. Construye tu propia casa sin salir del garaje o cómo hacer un sofá con un trozo de plástico.

Muela. Arrancar una muela es una forma de mutilación menor. Una pérdida sin valor social porque sucede en el secreto de la boca. Nadie muestra el agujero a menos que el curioso sea odontólogo. Solo descubrimos la ausencia en el momento de comer, o cuando la lengua impertinente busca al aliado perdido, acomodando la punta en el hueco, con textura de yema. Perder una muela es ser un poco menos, desprenderse de yo, sustituir lo propio por lo ajeno, permitir que lo extraño, corona y tornillo, quede fijado en el cuerpo.

Precio. Pedro Sánchez, líder del PSOE, tenía que hablar con un Pablo y prefirió a Motos antes que a Iglesias. Debe de desconcertar que tu oponente lleve el nombre del fundador de tu partido. Es como si Rajoy, en lugar de tener delante a Toni Cantó, alternase con un joven llamado Manuel Fraga. Telefonear a 'Sálvame' y meterse en 'El hormiguero' tiene un precio. Que Kiko Rivera te considere uno de los suyos.

Banquer0. Enterraron al banquero con sus acciones. No encontraron las buenas.

3D (2). Como todo cambio radical, dejará cadáveres en el camino, o agonizantes. En el momento en el que sea posible construir a domicilio, ¿cuántos fabricantes dejarán de servir sus productos? La pobreza de unos será la riqueza de otros. Es un palimpsesto: una escritura borrará a la anterior. Probablemente, las impresoras se abaraten porque lo que venderán caro será el material requerido para la elaboración. Esa estrategia ya la usaron con el móvil: terminal barato, onerosa conexión.

Ataúd. Meten a los grandes hombres en ataúdes pequeños.

3D (y 3). Camino de la autogestión, lo natural dará la mano a lo artificial, del huerto urbano a la impresora 3D, de los tomates a los adminículos de resina. El sueño del 'bricoleur': ser autosuficiente. ¡Una máquina que construye sus propios componentes! No necesitaremos nada más. El habilidoso podrá moldear a su pareja, amor plástico. Incluso llenar el vacío que ha dejado la querida muela.