tú y yo somos tres

Los Pujol y el huracán Victoria

1
Se lee en minutos

Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal.

En meteorología no conozco que se haya bautizado nunca a un huracán, o a un tifón, con el nombre de Victoria. Es comprensible. Llamarlo así sería como aceptar su triunfo devastador. Pero en el microclima de los Pujol ocurre lo contrario: un huracán llamado Mª Victoria Álvarez, excompañera de Jordi Pujol Ferrusola, comenzó a soplar hace pocos años atrás en el restaurante La Camarga, y desde entonces no ha parado. Su potencia parece que está desmontando el familiar estatus pujoliano. La última consecuencia, por ahora, ha sido la llamada confesión del Molt Honorable. En la primera tertulia televisiva que abordaron el caso (Más vale tarde, La Sexta), ese mismo viernes, el periodista Miguel Ángel Aguilar advirtió: «Deberían comenzar a pensar en retirarle el título de Molt Honorable». ¡Ah! Es una meditable pincelada. Puestos en la tesitura, parece que solo retirando el Molt no habría bastante. Poco después, los informativos de todas las cadenas dieron la noticia de la confesión. El tratamiento fue plano, sin analizar si el argumento de la herencia -todavía no cuantificada por el confesante- era sostenible. Solo en el informativo de Tele 5 nos dieron un plus: fueron los primeros en conectar con el huracán, origen de tan colosal tormenta, o sea,  Victoria Álvarez, que declaró escuetamente: «Lo gordo está por llegar». Efectivamente lo gordo llegó al día siguiente, el sábado, en La Sexta noche (La Sexta).

Noticias relacionadas

Fue el tema estrella de la velada. Allí si que entrevistaron ampliamente a Mª Victoria Álvarez, con la notable participación del periodista Eduardo Inda, y nos dibujaron lo que había debajo de la manta que el huracán ha levantado, y que según nos informaron está autentificado y en manos de la policía y la Justicia. Hagamos resumen de la magnitud de lo expuesto. Cobro de comisiones ilegales de toda la obra pública que se hizo en Catalunya durante 23 años. Fortuna estimada por Mª Victoria Álvarez: 2.000 millones de euros. Localización: en los paraísos fiscales de Andorra, Panamá, Luxemburgo, Suiza, Liechtenstein, Jersey y Guernsey. Como pueden comprender todos los notables contertulios que allí estaban quedaron anonadados.

No sé si la cúpula de TV-3 también está anonadada. Ante este trágico huracán tiene dos opciones televisivas claras: o volver a emitir aquel delicioso El convidat, con los Pujol escenificados en humildad, o pedir al Deluxe (T-5) que les preste a Conchita y que les haga un polígrafo a todos.