La rueda

La OPA de los republicanos

1
Se lee en minutos

Con las elecciones europeas como campo de pruebas, y pese a que la Unión se está jugando su futuro político, económico y social, con todo lo que ello significa, algunos partidos catalanes están aprovechando la ocasión para poner en marcha sus estrategias políticas internas. Si el PSC o ICV destacaron por poner en marcha sistemas de primarias, ERC y su intento de hacerse con candidatos estrella cercanos a los socialistas estaría preparando el escenario posterior al 9 de noviembre.

Noticias relacionadas

Lejos de tejer un movimiento transversal y circunstancial para conseguir una hipotética independencia, que es como se presenta, la estrategia de los republicanos estaría repitiendo esquemas similares a los que siguió CiU en el pasado. Si con la creación de la denominada casa gran del catalanisme, CiU solo consiguió atraer a un Ferran Mascarell al que los socialistas le pusieron fácil aceptar la propuesta de Mas, ERC podría ir un poco más allá. El intento de Junqueras de hacerse con figuras vinculadas al PSC podría tener la vista puesta en el día después de la no celebración de una hipotética consulta. Mayoritaria en Catalunya, con federalistas e independentistas en sus filas bajo el pretexto de que solo juntos se podría avanzar hacia una Catalunya independiente, ERC estaría construyendo una versión actualizada y algo más de izquierdas de la CiU de toda la vida.

Si para la reforma de España hay dos posibles pactos, federalistas con independentistas y federalistas con autonomistas, y habiendo descartado el PSC de entrada la primera opción, la estrategia de los republicanos podría pasar por hacerse con ese espacio. Claro que, dada la excitación acumulada en todo el país, sería necesario destacar que quizá las alianzas que se quieren presentar tienen la vista más puesta en forzar una reforma que en conseguir una ruptura.