Ir a contenido

Los motivos de la destitución de Josep Anglada del PxC

Xavier Rius

Después de unas semanas en que se habían intensificado las bajas en la PxC, algunos de los que hasta hace unos días clamaban en los actos de PxC: "¡Josep Anglada lo haces de puta madre!" han decidido finalmente a destituir a Josep Anglada de la presidencia del partido.
Así se ha anunciado este sábado por la tarde en la web de PxC en un comunicado hecho desde L'Hospitalet, en una reunión en la que no estaba ni Anglada ni la secretaria de Presidencia, Marta Riera. Así ha triunfado la 'Valkiria' o cambio de rumbo que exigían dirigentes, como el cabeza de lista de L'Hospitalet, Daniel Ordóñez, harto de las incoherencias y excentricidades de Anglada, a la que se han sumado pesos pesados ​​como el vicepresidente, August Armengol, o el secretario de organización, David Parada.
  
Según el comunicado hecho público desde L'Hospitalet, que se ha acompañado de una foto de los despachos municipales de L'Hospitalet, donde ciertamente se ve a varios concejales y dirigentes metropolitanos, se ha nombrado presidente en funciones al vicepresidente y militante barcelonés Xavier Simón, mientras el regidor de Igualada y secretario general, Robert Hernando, realizará la gestión ejecutiva. Poco después de hacerse pública la destitución de Anglada, PxC ha desactivado el Twitter y el blog del presidente cesado. Ahora parece que la ejecutiva de PxC intentará repescar a parte de los 16 concejales que habían abandonado PxC y continuaban como no adscritos a sus municipios.

En la foto de la reunión de este mediodía se ve, de izquierda a derecha, a la concejala de Mataró, Mónica Lora, al de L'Hospitalet, Daniel Ordóñez, al responsable de Lleida, Eduard Pallerol; a Carlos Francisoud, ( no es regidor) de Badalona, a Menchu ​​Martí, de Sant Adrià, a José Bahía, de Les Franqueses, Robert Hernando, de Igualada (centro), Xavier Simó (medio tapado), a August Armengol, de el Vendrell, a David Parada, de Sat Boi (medio tapado), al abogado Joan Garriga, Nacho Mulleras, de Olot, y Jaime Padilla, cabeza de lista de Esplugues de Llobregat.

Más allá de los motivos ideológicos, estratégicos o personales por los que tanta gente ha dejado PxC, casi todos los que se han ido coincidían en denunciar la gestión económica de Josep Anglada, las exigencias de recibir las asignaciones económicas de los concejales de toda Catalunya y en las dificultades de mantener una línea ideológica mínimamente coherente.

Estos últimos días había malestar entre muchos concejales y militantes por las exigencias que supuestamente hacía Angalda a los futuros cabezas de lista de pagar por anticipado a PxC unos miles de euros, mientras, al parecer, él se quedaba después durante más de dos años la mayor parte de las asignaciones que cobran los concejales como miembros de la oposición en sus ayuntamientos.

Anglada decía que se compraría un segundo Mercedes con los 80.000 euros de subvención que acababa de cobrar por los 67 concejales de las municipales del 2011, pero no había devuelto los 80.000 euros que le dejó José María Ruiz Puerta para la campaña de las generales del 2011

Algunos militantes estaban bastante descontentos con Anglada, que estos últimos meses decía que había cobrado 80.000 euros de subvención estatal por 67 concejales que obtuvo PxC en el 2011, y que, con ese dinero, según denunciaban miembros de PxC, Anglada decía que se compraría un segundo Mercedes. Este hecho también obligó a mover ficha a socios españoles del Partido X la Libertad (PxL), que lidera el abogado de Manos Limpias, José María Ruiz Puerta. Ruiz Puerta aportó o recogió los 80.000 euros de las furgonetas de la campaña electoral de las elecciones españolas del 2011 que no había recuperado.

Habrá que ver si PxC, sin el secretario de relaciones internacionales, Enrique Ravello, que fue expedientado la semana pasada -era pancatalista-  y sin Anglada, que tanto votaba mociones de la Associació de Municipis per la Independència como era español hasta la médula, PxC toma una línea clara.

También habrá que ver si con los socios de PxL apoya o se une a alguna candidatura cara a las europeas. El hecho de que por culpa de las incoherencias del líder, PxC dejara pasar la oportunidad de las europeas, también desconcertaba mucho a gente de dentro y fuera PxC. Y muchos grupos ultras españoles no querían aliarse con PxC, que es el único grupo que tiene 50 avales de cargos públicos necesarios para hacer lista en Europa.