tú y yo somos tres

Se lee en minutos

Un marinero, descargando en alta mar (‘El corazón del océano’). Un marinero, descargando en alta mar (‘El corazón del océano’).

Te puede interesar

No habíamos hablado todavía de esta nueva serie que ha estrenado A-3 TV, El corazón del océano, adaptación de la novela homónima de Elvira Menéndez. La idea es pintoresca. En pleno siglo XVI, parten de Sevilla hacia el Nuevo Mundo tres carabelas con un cargamento de finas señoritas, hermosas, de buena cuna, y doncellas, a fin de  que se casen con los españoles que andan desperdigados por las Américas redimiendo a los nativos a golpes de espada y crucifijo. Parece que hay fundamentos históricos de esta primera caravana de mujeres. Pero al contrario de esa otra caravana más reciente, la de Plan, que iban las señoras porque en esa zona de Huesca no había mujeres, lo que se pretendía en el siglo XVI era evitar que los descubridores españoles fueran procreando como locos con las hermosas nativas infieles, cosa que ponía de los nervios a la retrógada y carca autoridad política y eclesiástica de la época. O sea, que el tema es muy bueno, pero les ha salido una astracanada de teleserie. Al tremendo y potente Hugo Silva, por ejemplo, gran reclamo de esta producción, le han puesto de capitán de las carabelas y parece que esté de rodríguez haciendo posturitas y ligando en una playa de Benidorm. Una de las escenas más peripatéticas que han conseguido ha sido la recreación del momento en que los marineros defecan. ¡Ah! Han elevado a categoría de disparate escénico este acto fisiológico. Sentados los marineros en la silla -colgada de la parte exterior de la carabela- con un agujero en el asiento, iban evacuando, o sea, descargando por la borda, y las doncellas asistían a la evacuación con una alegría cursi y ramplona. Dado que este acto fisiológico es obligado en ambos sexos, espero que pronto nos pongan imágenes de las doncellas descargando también. Entre unos y otras van a dejar muy mugriento este corazón del océano.

OTRAS DESCARGAS .- Se han referido Sandra Sabatés y Wyoming (El intermedio) al temporal de descargas críticas que les han sobrevenido a Los Morancos porque el otro día, en Els matins de TV-3, les preguntaron por el referéndum catalán, y opinaron que a lo mejor sería conveniente que la gente pudiera votar libremente. Desde la caverna les han molido a palos. Me limitaré a reproducir el comentario de Sandra Sabatés, por sensato y luminoso: «Han sido sometidos a presión por el simple hecho de  no haber respondido a la pregunta con un ataque a los partidarios de la consulta».