1
Se lee en minutos

El verano pasado se cumplieron 50 años de la muerte de Manuel Serra i Moret (1884-1963), una figura que me viene estos días a la cabeza a raíz de la crisis lamentable en el PSC. Tras ser elegido alcalde de Pineda de Mar en 1914 se afilió a la Federación Catalana del PSOE en 1917. Su aventura con el socialismo español le duró 6 años. Fue incompatible con su defensa del socialismo, la democracia y Catalunya. En 1923, tras un largo período de tensiones, fundó la Unió Socialista de Catalunya, con Rafael Campalans, Josep Xirau y Gabriel Alomar. Serra i Moret mantuvo una «resistente coherencia expresiva de un genuino ideario socialista, democrático, liberal, catalanista y laico», en palabras del historiador y político Isidre Molas. Fue diputado, conseller de Economía y Trabajo con Francesc Macià, presidente del Parlament de Catalunya en el exilio, optó a la presidencia de la Generalitat en el exilio ante Josep Tarradellas en 1954, y pasó por el PSUC y el Moviment Social d'Emancipació Catalana hasta acabar en el Partit Socialista Català.

Noticias relacionadas

Últimamente se compara a Artur Mas con Enric Prat de la Riba con motivo de los 100 años de la Mancomunitat de Catalunya. El socialismo catalán ha reivindicado siempre la figura de Serra i Moret, y visto lo que sucede en el PSC me pregunto quién aspira hoy en ese partido a defender sus ideales y legado. «Catalunya es una nación, un microcosmos dotado de vida y de sentido, que tiene el derecho de aspirar a constituir una entidad políticamente libre, sin otra limitación que la necesaria convivencia y colaboración con los pueblos que propugnen la justicia y la hermandad universales», escribió en 1953.

¿Pere Navarro Antonio Balmón no tienen a nadie que les explique la historia de lo que llevan entre manos?