24 feb 2020

Ir a contenido

500 días para las elecciones municipales

Laia Bonet

Las próximas elecciones municipales en Barcelona se celebrarán la última semana de mayo del 2015. Faltan 500 días para esta cita electoral y política que definirá el futuro de Barcelona y de sus ciudadanos en los próximos 10 o 15 años. Empieza la cuenta atrás.

Hay un tema de fondo. Barcelona tiene hoy un gobierno municipal, pero creo sinceramente que no tiene alcalde. No tiene el alcalde que necesitamos en estos momentos decisivos. Barcelona tiene presupuesto, finalmente aprobado con una finta legal intolerable --la moción de confianza, que muestra su incapacidad y su aislamiento--, pero no tiene norte ni liderazgo. Xavier Trias es un alcalde que no representa a la mayoría. Ni la mayoría del Ayuntamiento --14 de 41 concejales, así ha aprobado los presupuestos-- ni a la mayoría progresista de la ciudad. Paradoja. Ciudad progresista, gobierno conservador. Hay una alternativa. Quedan 500 días para construirla.

Barcelona, ​​con Xavier Trias, es más desigual e insostenible socialmente. Hay más fractura social. La diferencia de renta familiar entre los barrios de Barcelona ya es de 1 a 7 entre los que más tienen y los más golpeados por la crisis. La fractura social existe y cada año se ensancha: los 73 barrios de la ciudad, hoy 55 están por debajo de la media de la renta familiar de Barcelona. La proyección es que las diferencias no sólo solidifiquen sino que se hagan más grandes.

¿Para qué debe servir la política? Pues yo quiero que sirva para un combate frontal contra las desigualdades. Una Barcelona dual, a dos velocidades, fracturada o dividida, no es sostenible.

Quiero que Barcelona sea conocida en el mundo, también, como la ciudad capaz de repensar todos sus servicios públicos para convertir el 'modelo Barcelona' en 'modelo social Barcelona'. Quiero una Barcelona ciudad que haga de la defensa del espacio público su mejor oportunidad económica. No al revés, como ahora. La apuesta de Xavier Trias es privatizar espacios y servicios para reactivar la economía. Más espacios y servicios públicos como mejor activo para la economía. Dos modelos. Dos prioridades.

Hay una alternativa. Hay que construirla. El itinerario: escuchar permanentemente, liderar (las primarias abiertas del PSC de Barcelona), proponer un programa de cambio (basado en prioridades alternativas y el empoderamiento de la ciudadanía), sumar (a las izquierdas sociales y políticas de la ciudades, a todos los progresistas), y para poder gobernar el Ayuntamiento sigue siendo mi itinerario compartido con una nueva generación de personas que quiere más y mejor política. Que sabe que las formas son fondo, y que quiere hacer de la renovación de la política su bandera.

Quedan 500 días. La cuenta atrás ha comenzado. Este jueves el PSC de Barcelona aprueba, finalmente, el calendario de las primarias abiertas de Barcelona. Tengo, tenemos, mucha ilusión y determinación para construir una alternativa. Para sumar dentro y fuera. ¿Nos ayudas? ¿Me avalas? Quedan 500 días. Y cada día será clave. Este es mi compromiso por Barcelona.