Ir a contenido

'Siguen feliços i fins prompte'

Manel Ferrer

Así me gustaría que hubiesen acabado las emisiones de Canal 9, la televisión pública y de uso particular de la Comunidad Valenciana. Sabiendo que eso se acababa y se daba paso a un medio más neutral, con la finalidad de informar y de servir a los ciudadanos de manera lícita y sin intereses ocultos. Pero no, el final de 'Nou', el nombre que sin duda ha llevado a la hecatombe a un canal con más de 24 años de historia, implica un logro para un sector de políticos, por llamarles de alguna manera, que consiguen así silenciar la voz de un pueblo y lo que es mejor, poder maniobrar así, sin miedo a ser pillados.

Y de hecho lo están logrando por lo que hace a la comunicación: se prohíbe la señal de TV-3, al cabo de un tiempo se cierra la radio y la televisión valenciana y ya poco más queda para llegar a la meta que ellos buscan y que de verdad, me aterroriza personalmente y más sabiendo que todo lo que hagan difícilmente saldrá a la luz.

El papel del Gobierno 

Entonces, lo que yo no puedo entender es el papel del Gobierno español. ¿Se le permite a una comunidad cerrar sus medios de comunicación? Y lo que es mejor, sin la necesidad de dar explicaciones y sabiendo que los de Madrid no van a interferir. La madrugada de jueves a viernes todos atentos a la televisión para ver lo que pasaba, todos, todos menos Mariano Rajoy claro, seguro que el aún no sabe lo que ha pasado en Valencia, eso o es que le ha dado lo mismo o lo ha tomado como un problema menor, que todo es probable.

Lo que esta claro es que se podrán cerrar canales, privar el derecho de expresión de un pueblo a través de los medios convencionales, pero lo que no lograrán será tapar la boca a la gente, a los trabajadores de Canal 9 y ni mucho menos, a los valencianos que tienen claro lo que pasa y que saben que están viviendo en un sistema de pandereta, donde todo es lujo pero a base de mentiras y juegos sucios.
De hecho, me gustaría saber cuál es el siguiente paso que se quiere dar, ¿quizás prohibir el acceso a Twitter a todos valencianos?, ¿cortar el internet en toda la comunidad? o ¿prohibir la venta de ordenadores y dispositivos electrónicos?

Ciencia ficción

Y es que quizás leyendo el párrafo anterior podéis pensar que soy un exagerado, pero hasta hace poco también me parecía trama de ciencia ficción que se cerrase una televisión pública para callar bocas, y se ha hecho. Con esto, y como bien dijeron los propios trabajadores, se calla un idioma, una cultura y, por supuesto, la voz y la imagen que explica las noticias de la zona, que, a decir verdad, tenían contenido como para llenar informativos de 3 o 4 horas, y solo hablando de su comunidad. Curioso por otra parte.

Ahora ya no se sabrá el tiempo que hará durante la jornada, tampoco el estado de las carreteras y tampoco si ha sucedido algún accidente o altercado que sea relevante para el día a día de los valencianos, pero como ya he dicho, eso es lo de menos, lo importante es poder trabajar con la luz apagada y sin medios para que otros la enciendan.

Catalunya

Y lo cierto es que, aprovechando este fin de semana y sabiendo que este lunes publicaría esta noticia, he estado pensando sobre este tema, y se me hacía increíble imaginar que de un día para otro se pudiese apagar la televisión de mi tierra, en este caso Catalunya, y más sabiendo todo el bagaje que tiene y lo que conllevaría una decisión tan injusta como esta.

'Fins prompte'

Ahora solo me queda desear que en Valencia haya un 'punt de gir' y que la política de un vuelco, con gente válida, honesta y que apueste de verdad por la insignia de su idioma, su gente y lo que es más importante en este momento: la libertad de expresión y la libre comunicación. 'Fins prompte' Canal 9.

Temas: Canal 9

0 Comentarios
cargando