tú y yo somos tres

Se lee en minutos

No se enciende nada. Jordi Gonzalez en Telecinco.

Menudo marrón le ha caído encima  a nuestro admirado Jordi González. Ahora tiene que apechugar con un invento producido por Cuarzo TV (la copropietaria de esta empresa es Ana Rosa Quintana), al que han puesto por nombre Se enciende la noche (Tele 5). ¡Ah! Ha sido tremendo: después de casi tres horas de programa (partido en dos mitades por la teleserie Tierra de lobos), podemos constatar que no se ha encendido nada. Se han dedicado a meter temas y temas, y a sacar criaturas y criaturas, a lo loco, y parecía que estaban volcando un camión con los restos que la cadena tiene por el almacén, desperdigados. Un pollastre de Mujeres y hombres y viceversa (Leo); un residuo del exprimido tema de los niños robados (el hijo del sospechoso caso del doctor Talamante); el cantante Carlos Baute haciendo el pino en mitad del plató y cantando En el buzón de tu corazón; unas cuantas negras pinceladas sobre el asesinato de la niña Asunta («Les adelanto un detalle: ¡nos va a revolver las tripas!», nos advertía un supuesto experto, seguramente con intención de excitarnos); un muchacho violento y conflictivo con su pobre madre, a los que aplicaron un sucedáneo de la socorrida medicina que aplica el Hermano mayor García Aguado; una trapecista en el exterior, en el gélido relente, vestida de Marilyn y colgada de un trapecio (fue lo mejor de la velada), y una tropa de colaboradores (Boris Izaguirre, Terremoto de Alcorcón, Carmen Alcayde, Nene...) que iban haciendo posturitas, subiendo y bajando de una mesa con peldaños, quizá inspirada en aquella que había en Crónicas marcianas. El momento fuerte de la noche fue introducido con el siguiente enunciado: «¡La mujer que ha enganchado al sexo a miles de españolas!», y era la bendita Megan Maxwell, seudónimo tras el que se esconde una escritora de novelitas románticas, una especie de Corin Tellado de menor cuantía, que de pronto cambió el estilo chick lit por el erotic lit y al parecer está teniendo un éxito extraño e insospechado.

Te puede interesar

¡Ah! No sabemos si Jordi será capaz de arreglar este batiburrillo de programa que le han endilgado.

EL 'TUPPERWARE'.- La mejor descripción que se ha hecho hasta el momento de este sifón ombliguista y empalagoso que ha estrenado Frank Blanco en La Sexta (Zapeando)  lo ha escrito un tuitero, de nic California. Dice el tuit: «He visto reuniones de tupperware más divertidas».