La rueda

Sin democracia en los partidos

1
Se lee en minutos

La Constitución impide que los ciudadanos recojan firmas y puedan presentar iniciativas que afecten a aquellas leyes que son de carácter orgánico. Esto significa que si queremos reformar la ley de partidos para forzar su funcionamiento democrático, por ejemplo, no es posible presentar una iniciativa legislativa popular en el Congreso por muy bien organizados que estemos, y que hacerlo depende en exclusiva de los propios partidos.

Pese a ello, hace unos meses surgió el Foro +Democracia entre un grupo de ciudadanos de todo tipo con el objetivo de articular una propuesta de ley de partidos mediante un trabajo en red y horizontal que cuenta ya con más de 60.000 apoyos. Entre el grupo impulsor nos reunimos académicos como Adela Cortina, periodistas como José Antonio Zarzalejos, los exministros Jordi Sevilla o Josep Piqué o ciudadanos anónimos pero comprometidos con nuestro entorno.

Noticias relacionadas

Hace unas semanas publicamos en nuestra web una propuesta articulada que profundiza en el funcionamiento democrático de los partidos: elecciones primarias, programas electorales entendidos como contratos, responsabilidad penal por financiación irregular... «Una reforma en profundidad nunca es la panacea que corrige todas las deficiencias, pero sí es muestra de la voluntad de erradicarlas. Es el primer paso para recuperar la confianza perdida», señala Victòria Camps en el preámbulo de la propuesta.

Un mensaje dirigido, especialmente, a aquellos líderes políticos con los que nos estamos reuniendo estas semanas y que de seguir ignorando este tipo de iniciativas estarán no ya contribuyendo a la pérdida de confianza sino que acabarán legitimando el discurso de los que les responsabilizan de todos nuestros males. De las buenas palabras a las buenas acciones. ¿Se atreverá algún partido a abordar esta reforma en los próximos meses?