tú y yo somos tres

El periodismo y la distorsión

1
Se lee en minutos

Mario Vargas Llosa fue entrevistado en ’Página 2’ (La 2). / TELECINCO

Ha arrancado Òscar López su nueva temporada de Página 2 (La 2) con una suculenta entrevista a Mario Vargas Llosa. Este famosísimo escritor acaba de sacar un novela titulada El héroe secreto, un tremendo culebrón trufado de ironía y de humor en donde cuenta la triste vida de don Ismael Carrera, empresario peruano con dos hijos mellizos muy canallas, Miki y Escobita, dos verdaderos cafres que aspiran a parricidas, casi en plan Hermanos Karamazov. Y para que nos fuéramos haciendo la idea de lo desalmados que pueden ser unos hijos carroñeros Òscar mandó las cámaras al Zoo, a la jaula de las hienas. ¡Ahh! Este programa tiene golpes estupendos. Y mientras charlaban sosegadamente en el piso madrileño del escritor, en un momento dado Òscar le preguntó, de improviso, cambiando de tercio: «¿Cómo ve usted los medios de comunicación, el periodismo, de hoy en día?». Y él contestó: «Tiene que ver más con la distorsión de la realidad que con la realidad». O sea, que el premio nobel advierte en nuestro oficio grandes dosis de deformación, de desfiguración. ¡Ah! Tiene buena parte de razón. Ahora que don Mario está en Madrid puede hacer el luminoso y a la vez tremendo ejercicio de ir poniendo Intereconomía TV, y 13 TV -por poner los dos ejemplos más bestias-, y que vea como abordan el problema catalán. La distorsión que practican es pavorosa. Los cafres hijos de don Ismael Carrera, a su lado, son arcángeles del cielo.

RUBALCABA EN LA SEXTA .- La entrevista de Ana Pastor a Alfredo Pérez Rubalcaba el domingo en el plató de El objetivo (La Sexta) tenía un morbo añadido muy suculento. Era público y notorio que este político no quería saber nada de esta cadena. Comprendamos al líder del PSOE. No hace ni cinco meses, a mediados de abril, en Al rojo vivo, mi admirado Antonio García Ferreras iba poniendo imágenes de Rubalcaba y las ilustraba con estos requiebros: «Ese nos lleva al hundimiento. Se cree eterno, ¡no se va ni con agua caliente!». Pero finalmente Ana Pastor ha doblegado su resistencia y ha conseguido que pise La Sexta. La verdad es que la entrevista, sin ser cruel, ha tenido momentos feroces. Ferocidad con guante de seda, si quieren. Pongamos el más tremendo. Cuando Ana le soltó: «Ha dicho usted en la SER que la renovación del PSOE está en marcha. Dígame ¿la renovación del PSOE es usted?». ¡Ahh! Tierra trágame, debió pensar don Alfredo.