01 abr 2020

Ir a contenido

tú y yo somos tres

Planifican hasta los errores

Ferran Monegal

Emocionante momento el que han conseguido en la nueva temporada de La voz (T-5). Ocurrió cuando apareció la concursante Tina Riobo. Era en la prueba llamada Audición a ciegas, ese tramo en que el jurado, los coach (David Bisbal, Rosario,Malú y Antonio Orozco) aguardan de espaldas al escenario y escuchan, pero sin ver quién canta. Y nada más comenzar a cantar la joven Tina, pulsaron frenéticamente el botón de «Aceptada», se giraron como un relampago, se pusieron de pie muy excitados, y rompieron en tronantes vítores y aplausos. Nosotros, desde casa, no comprendíamos lo que ocurría. Y fue Rosario quien nos lo aclaró. Mirando a Tina con ternura, con gran sentimiento de culpa, exclamó:  «Contigo estuvimos sordos el año pasado, ¡sordos como una tapia!». Y Jesús Vázquez asentía con la cabeza y añadió: «Fue nuestro gran error del año pasado, ¡nuestro gran error!». ¡Ah! Entonces lo entendimos. Tina Riobo fue concursante de la primera edición de La voz, y los muy zoquetes la descartaron. Y ahora que se ha vuelto a presentar, el jurado se ha dado cuenta enseguida de su extraordinaria calidad y ha corregido la injusticia. ¡Todos querían llevarse a Tina a su equipo! Hombre, fue un lance muy hermoso. Hubo un punto de emoción, y de catarsis, ejemplar. Que este jurado de divos -y la organización que está detrás- reconozcan  sus errores, y rectifiquen, nos ha parecido virtuoso. No obstante, acabo de recibir un correo luminoso sobre este tema. Un residente en EEUU me advierte que en este mismo concurso -que allí se llama The voice y que ya va por la quinta edición- hicieron exactamente lo mismo. Me dice textualmente: «Lo mismo ocurrió aquí la segunda temporada con un concursante que había sido rechazado: se volvió a presentar y los couches se peleaban por llevarselo». Y añade: «La televisión está cada vez más globalizada, no solo en formatos, sino incluso en estrategias». Efectivamente, parece que no solo han comprado el formato, sino también los golpes de efecto para llegar al corazón de la audiencia.

¡Ah! Estas globalizaciones siguen aquellas estrategias que ya inventaron hace años la Coca-cola y el McDonald's patentado papillas para todos los estómagos del planeta. Y digo todo esto sin menoscabo de la gran calidad de esta joven de origen ecuatoguineano, Tina Riobo. En Canarias hace años que la disfrutan a través de los recitales que ofrece con su combo Tina Riobo Sextet.