04 jul 2020

Ir a contenido

Respeto y no tolerancia

Sílvia Cóppulo

La marca España no vende. Por tercera vez consecutiva y en la primera votación, la candidatura de Madrid ha fracasado. Tokio organizará los Juegos Olímpicos de verano del 2020.

¿Por qué?, nos preguntamos. Por motivos que no tienen nada que ver con el deporte: la corrupción, el paro elevadísimo, ir por el mundo sin saber hablar inglés y pensar que no pasa nada porque con el español se va a todas partes... Sería bueno que eso que denominamos Madrid y que se identifica con ese tipo de España altiva, patria y trasnochada, que no entiende quienes son los demás y no los sabe valorar, reflexione, y lo haga no solo sobre unos juegos olímpicos que ha vuelto a perder.

Ayer por la mañana, en el 'Suplement' de Catalunya Ràdio, Oriol Junqueras reafirmaba su posición: es necesario que Catalunya haga el referéndum sobre la independencia en el 2014. Y que haya una única pregunta, que se conteste con un sí o con un no. Junqueras ve claro que hay que apoyar el liderazgo del 'president' Mas, si bien añade que hablar del 2016..., con elecciones plebiscitarias, es un error de estrategia.

Horas después, Artur Mas matiza. Que la consulta sea acordada o tolerada por Madrid. Y si no, elecciones plebiscitarias, como máximo en el 2016.

Acordada o tolerada. Parece claro que el acuerdo no existirá. Y tolerar... tolerar es soportar en los otros algo que se desaprueba usando la indulgencia, no prohibiéndolo, ni impidiéndolo.

Quizás debemos reclamar ir más lejos y que en vez de esperar que nos soporten indulgentemente, nos tengan en cuenta y nos consideren. En resumen: hablamos de respeto.

En tres días, es el 'Onze de Setembre'.