tú y yo somos tres

El sabor del fluido de Amador

1
Se lee en minutos

Raquel Moragues, la última amante de Amador (`Deluxe¿, T-5).

Elevemos a categoría de noticia la gesta conseguida el viernes noche por Tele 5: ante una sociedad estremecida ante el horror de un sujeto llamadoJosé Bretón, que ese día fue declarado asesino e incinerador de sus propios hijos, el programaDeluxeapostó por ofrecer esa noche, a esta misma sociedad -o sea, a todos nosotros- una temática distinta: el caso de la última amante deAmador Mohedano, una muchacha valenciana muy alegre que se llamaRaquel Moraguesy de nombre artísticoKelly Mor. La sentaron en el plató y le hicieron una entrevista temática en base a tres preguntas sencillitas. La primera:«¿Mantuviste relaciones sexuales con Amador en la cama matrimonial de Rosa Benito?»La segunda:«¿Cuántos polvos metísteis en los cuatro días y cuatro noches que estuvisteis juntos?»Y la tercera:«Tú has contado que conoces bien a qué sabe el semen de Amador. Pues dinos: ¿Es dulce, es amargo, cuál es su sabor?»¡Ahh! Esta última pregunta fue la que dio mayores satisfacciones a los allí reunidos, porque la señoritaMoraguesexplicó que el sabor del semen«depende de lo que antes se ha comido». Hombre, es un dato científicamente sugestivo. Dado que todos los allí congregados conocen las aficiones gastronómicas del marido deRosa Benito, llegaron a la siguiente conclusión: ¡El esperma deAmadorsabe a marisco!

Noticias relacionadas

Con este planteamiento, con esta temática, con esta científica incursión gastronómica sobre el sabor del fluido sexual del chipioneroAmador, elDeluxelideró la noche de forma absoluta. La audiencia televisiva fue toda suya. Una meditable elección la nuestra, sí.

ANA PASTOR. -Por votación familiar unánime se lleva el premio Mordisco de Oro Semanal la periodistaAna Pastor. En su últimoEl objetivo(La Sexta) le pegó una dentellada gloriosa al vicepresidente de la CEOE y jefe de los empresarios de Madrid,Arturo Fernández. Primero le preguntó por esa curiosa reforma laboral que él defiende, y que desde su aprobación ha logrado que haya un millón más de parados. El señor Fernándezsalió delpressingcomo pudo. Pero lo tremendo estaba por venir. Llegó enseguida. Fue cuandoAnale dijo:«Usted fue consejero de Bankia. Usted cobraba un dinero. Usted fue imputado. ¿No debería usted pedir perdón por lo que ha ocurrido allí?»¡Ahh! Qué mordisco más oportuno.Fernándezlo llevará clavado en el cuello toda su vida.