La ciudadanía está e(MOCION)ada, ¿quién la dese(MOCION)ará?

Se lee en minutos
La ciudadanía está e(MOCION)ada, ¿quién la dese(MOCION)ará?

JUANMA PÉREZ RABASCO (FLICKR CC)

Ya esta aquí, ya llegó... al final, podríamos decir que la moción de censura la presentó el mismo Partido Popular anoche, y la justificación va mucho más allá de Bárcenas, que de por sí solo da para tumbar un gobierno entero. Pero dejadme ser justa y dar al César lo que es del César que aquí hay para todos, entre todos lo mataron y él solo se murió... podría seguir. Repasemos las comparecencias urgentes de ministros que se pidieron ayer en el congreso en diputación permanente y que la mayoría absoluta del PP bloqueó:

Por las preferentes,Luis de Guindos. Por el Plan de Política Agraria Común,Miguel Arias Cañete (ambos dos comparecerán pero por asuntos genéricos). Ahora los que no hablarán: Por la prohibición de repostar en España al avión de Evo Morales,José Manuel García Margallo. Por la intención de legislar a favor de levantar la prohibición de fumar en el futuro Eurovegas y explicar la situación de la ley de dependencia,Ana Mato. Por los recortes ferroviarios,Ana Pastor. Por la metodología "Pepe Gotero" de Hacienda con las no-fincas de la Infanta Cristina, Cristóbal Montoro. Por la paralización del decreto antidesahucios de la Junta de Andalucía,Soraya Sáenz de Santamaría.

Evidentemente la mayoría absoluta del partido del gobierno también bloqueó la comparecencia urgente del presidenteMariano Rajoy en relación a la supuesta trama de financiación ilegal de su partido. Pero fue una más. El ejecutivo niega de forma soberbia las explicaciones sobre economía, agricultura, política internacional, legislación sanitaria, infraestructuras del estado, hacienda y derecho a la vivienda. Cada vez que daban ayer al botón para rubricar su negativa, se escuchaba en el hilo musical de la sala algo muy parecido al "que se jodan" de su compañera Andrea Fabra, coetánea y colaboradora en esto de la política obscena.

Tanto es así, que si bien hace un día y medio la vicesecretaria general socialista decía que no era el momento de "triquiñuelas" al contestar ante una posible moción de censura al gobierno, esta misma mañana escucho en la radio a la portavoz del PSOEabriendo la puertaa formularla.

Ya está aquí, ya llegó... algunos llevamos meses intentando que se tome en serio esta figura parlamentaria. En enero yo misma -porque no lo hacía otro, el mérito es mínimo- hice una sentada con muchos cafés y palillos para los ojos,explicandoqué es, cómo se debería formular, para qué serviría, etc. De la parrafada que me salió de las entrañas podemos sacar unas claves, que es esto que hacemos los periodistas cuando nos ponemos pedantes e imprescindibles, cosa que tanto nos gusta. Ahí van:

1. Hace falta la décima parte del parlamento para solicitarla -en nuestro caso, 35 diputados- y ha de ir acompañada de una propuesta de candidatura para la presidencia del gobierno.

Esto significaría en una lectura de broche gordo que únicamente el PSOE con sus 108 diputados está en disposición de formular la moción. Llevamos muchos escuchando este mantra varios meses, y es falso. ¡Falso de solemnidad!. En ningún lugar del artículo 113 de la Constitución Española que es el que regula esta herramienta parlamentaria, está estipulado que los 35 deban salir del mismo grupo. Ahí van unas combinaciones, abrimos el melón y todos a pensar las posibilidades:

Esta en Catalunya os va a gustar mucho: Los diputados de CIU(16), PSC(14), ICVEUIA(3)y ERC(3)sobrepasan ya los 35. Os recuerdo que ayer mismo el Tribunal Constitucional reafirmó la declaración de inconstitucionalidad de la declaración de soberanía del Parlament, y que el PSC parece que sí, que no, que sí se quieren creer que son otro partido distinto al PSOE.

Izquierda Plural(11), Grupo Mixto (18,16 si quitamos los diputado de UPN y FAC, tradicionalmente alineados con el PP), UPyD(5), PNV(5), CIU(16). Ya son 37 sin contar con CIU, de los que muchos dudan su posible adhesión a la moción.

Se puede decir una y mil veces que es imposible, tantas como yo puedo contestar que mentiras las justas, que vaya si es posible. En este caso claro habría que hacer política en serio, de altura, y salir de la cajita de las siglas de cada cual. Algo sencillo pero obligado en este caso: poner sus escaños al servicio del ciudadano que no es otra cosa que hacer lo que deben, y descolgar el teléfono para hablar entre grupos. Tanto apoyar movilizaciones ciudadanas que han conseguido unir esfuerzos, dejar a un lado diferencias y rubricar consensos, tanto llenarse la boca con experiencias de suma política como Syriza y Frente Amplio de Uruguay, ¿para no ser capaces de hacerlo aquí cuando los gritos de la sociedad entran en el Congreso? ¿tenemos que hacer comoayer en Portugal?... pues es queya lo hicimosen este caso con la PAH, y... ¿no escucharon?

2. Si no prospera, no se puede presentar otra hasta el siguiente período de sesiones.

Saquemos el almanaque... cada año natural hay dos períodos de sesiones: febrero-junio y septiembre-diciembre. Esto juega muy a favor: Si se registra una esta semana y no prospera, el primer día de septiembre pueden estar los diputados con la libretita y los lápices nuevos de comienzo de curso en la ventanilla de registro de las cortes presentando otra. ¿Que se queman opciones, decís? ¿Opciones de qué, de no hacer nada?

3. El candidato a la presidencia no tiene que ser diputado en las cortes en el momento de la formulación.

Antonio Hernández Mancha no lo era cuando lideró la moción de censura contra Felipe González en 1987. Esto nos lleva a una conclusión muy interesante. Si finalmente es el PSOE el que registrará la moción como parece ser que ocurrirá, aquellos que tuercen el gesto ante la posibilidad de tener que dar apoyo a un Rubalcaba en sus horas más bajas tienen una puerta abierta para darle una pensada. Pero para mí esta normativa abre un sin fin de posibilidades para la moción de censura que me gustaría ver a mí la semana que viene en nuestro congreso: una candidatura de la sociedad civil rubricada por 35 diputados de varios grupos que han sido capaces de firmar conjuntamente la medida. Se puede salir del bipartidismo, vaya que se puede. De hecho y dejadme aquí también dar a cada cual lo que se merece, un partido catalán lo intentó en febrero.ICV intentóexactamente esto: candidatura de la sociedad civil y elecciones inmediatas. Hace seis meses se les tildó de locos (los mismos que se excitaban al oír hablar de Syriza y Alexis Tsipras que, casualmente fue un candidato de consenso en coalición. La cosa de la coherencia política es así, a veces).

4. Ante el registro de la misma por un grupo determinado, se abre un tiempo de cinco días para que se presenten mociones alternativas.

Esto significa que, si bien el PSOE puede registrar una, el resto de diputados del parlamento, que son 55 restando PP y PSOE, tienen opción de organizarse y presentar su propia alternativa.

Queridas, queridos, ¿se puede o no se puede? ¿Quién se atreve a venir y decirme a la cara que no? Que una moción de censura no se formula para ganar únicamente, en este caso para visibilizar -imaginaos los titulares del Washington Post y de Reuters, por ejemplo- aquí y allá que hemos dicho basta. Y que en este caso, desde la negativa de anoche del PP de comparecer para nada, en ningún momento, de ninguna forma, es la herramienta para obligarles a defender su gestión.

Si estoy aquí retrasando mi desayuno frente al mar con un amiguito no es para jugar con vosotros a la antipolítica precisamente. Más bien prefiero ayudar a hacer creer que, si los diputados dejan de mirar su acreditación, su tarjeta de visita, si dejan de leer los grupos de whatsapp con sus directores de comunicación y piensan en a quién representan realmente (esa manera anglosajona de entender la función pública, tan... erótica y poderosa, diría yo), entonces... de una buena vez podemos hacer que se marque la diferencia, y que España sea la primera que de un golpe de efecto para que cambie esta locura que hace tiempo ya, sobrepasó todos los límites.

Creo que en esto estamos todos de acuerdo. Pues esta reflexión llevada al Parlamento, se transforma democráticamente en una moción de censura, entre otras cosas porque, también creo que ha llegado el momento de ejercer ladesobediencia parlamentariade los diputados que acompañe a ladesobediencia civilque día a día nos está dignificando como sociedad. Otro día hablamos de esto, os estoy pidiendo opiniónen twitter, me encantará escucharos.

De momento, eMOCIONados estamos algunos, esperando movimientos.

Te puede interesar

ElBlog de Merche Negro

@pintiparada