tú y yo somos tres

«¿Es zumo, salsa o sopa?»

Se lee en minutos

Ferran Adrià con Juan Manuel, el ganador de `Masterchef¿ (TVE-1).

Te puede interesar

Pocos programas de televisión han tenido una evolución tan extraordinaria como la que ha experimentadoMasterchef(TVE-1). Elcrescendode su trayectoria ha sido apoteósico. Comenzó suave hace tres meses. Yo diría que hasta balbuceante. Pero lo supieron retocar con mucha sabiduría, potenciando bien el ritmo, la emoción y, sobre todo, el suspense. El factor emoción, con los comentarios y las expresiones de los papás y las mamás, ha sido un toque dereality, pero en el buen sentido de la palabra. Y el suspense encadenado alrededor de los aspirantes trabajando contra reloj, ha sido un ingrediente fundamental, muy bien realizado. La gala final, que con todo merecimiento ha ganado el almerienseJuan Manuel, ha tenido como invitado de honor aFerran Adrià. Hemos disfrutado en casa con dos momentos que ha protagonizado. Uno, cuando se acercó al ganador -en ese momento todavía no lo era-, que estaba preparando en su obrador un postre de tartar de fresas con tempura de pétalos de rosa. ¡Ah! Al ver los pétalos de rosaFerransonrió. Y le dijo al aspirante:«Eso lo inventamos nosotros en el Bulli hace 10 años. No lo dábamos de postre, sino de aperitivo. Y nos volvíamos locos para encontrar rosas adecuadas». Luego se acercó a la otra finalista, la cordobesaEva, que estaba preparando ostras con crema de almendras.Adriàcogió el cazo de la crema, lo vertió en una copa cóctel, y levantándola preguntó:«Eva, tu crema, puesta aquí, ¿qué sería?». YEvacontestó:«Puesta así, un zumo».«¿Y si la pongo en un plato sopero?», siguió preguntandoAdrià.«Sería una sopa».«¿Y si la pongo en una salsera?».«Sería una salsa»,contestóEvaabsolutamente sorprendida. Y entoncesFerran Adrià, con un punto de retranca, concluyó:«Entonces en qué quedamos, ¿es zumo, es salsa o es sopa?». Y añadió:«Eso yo he tardado 30 años en comprenderlo». ¡Ahh! Qué magnífica lección sobre la marcha: la teoría de la relatividad aplicada a la elaboración gastronómica de una salsa-zumo-sopa de almendras. YFerran Adrià, mirando a la boquiabiertaEva, esbozó entonces una sonrisa afectuosa, y los familiares que estaban observando maravillados, rompieron a aplaudir con fervor.

Gran programa este primerMasterchef. Solo he echado en falta un detalle. En esta gala final deberían haber invitado también aSergi Arola. ¡Ahh! No sabemos si hubiera sido una alegría, o un disgusto, para el ministro de Hacienda.