2
Se lee en minutos
Una usuaria de internet.

Una usuaria de internet. / ARCHIVO

A todo el mundo le gustan los productos hechos a medida, hechos para que encajen a la perfección con nosotros. Si pudiéramos compraríamos la ropa a medida, los zapatos a medida e incluso la bicicleta a medida. La personalización suele dar mejor rendimiento, un vestido que nos queda mejor, unos zapatos que no llagan los pies y una bici que aprovecha mejor nuestra energía. Pero, ¿qué pasa cuando lo que se hace a medida es la información que recibimos?

Las grandes compañías deInternet se esfuerzan para ofrecernos una navegación cada vez más ajustada a nuestros gustos. Facebook nos enseña más a menudo la actividad de aquellos amigos que sabe que nos interesan y Google nos ofrece contenidos que habitualmente se ajustan a nuestras expectativas en los resultados de las búsquedas. Productos a medida. Ya no existen estándares de búsquedas enGoogle, cada uno obtiene sus resultados. Analizan nuestro comportamiento en la red y procuran ofrecernos una navegación ajustada a nuestro comportamiento habitual.

El activista de InternetEli Pariserexplica, en unacharla TED, que para ver qué efecto tiene la personalización de los servicios de internet, pidió a distintos amigos que buscaran la palabra “Egipto” en Google, a ver qué pasaba. Y lo que pasó es que uno de sus amigos obtuvo resultados relacionados con las revueltas y movimientos sociales, los derechos humanos, la primavera árabe, etc., y otro obtuvo resultados sobre vacaciones, cruceros por el Nilo y otras maravillas de este destino turístico. Es sólo un ejemplo. Nuestro comportamiento en la red predetermina qué podemos obtener. Internet personalizado, hecho a medida.

Lo que me pregunto es ¿en este caso, también es mejor un producto hecho a medida? Un vestido más pequeño no me adelgazará, ni unos zapatos grandes me harán crecer el pie, pero una información que supere las barreras de mis expectativas, de mi conocimiento, que traspase mi zona de confort sí que me puede hacer pensar, crecer y descubrir. Internet tenía que conectarnos a todos, tenía que ser el canal por el cual pudiéramos conocer nuevas realidades, entender el mundo. Si las grandes compañías de Internet nos estudian y analizan para no ofrecernos más que aquello que ellas creen que queremos saber, la red nos aporta muy poco.

Noticias relacionadas

Escuchad lacharla de Eli Pariser sobre “la burbuja de filtros” en la redy preguntaros si queréis que vuestra navegación sea hecha a medida. En otras palabras, ¿creéis que el amigo deEli Parisertiene que conformarse con las ofertas de vacaciones en Egipto?

Postpublicado en el portal de opinión50x7