La estirpe que no tendrá una segunda oportunidad sobre la tierra

"Esta mañana hemos desayunado escuchando cómo la presidenta del Partido Popular en Catalunya suele hablar con la boca llena"

Se lee en minutos

Nada de lo que nos cuenten en las próxima horas será nuevo. Los tertulianos y columnistas andan cargando las baterías de sus cerebros y dispositivos, apuntándose las fechas en las que el Partido Popular, y Rajoy y Aznar en particular manifestaron su absoluta confianza en él. Hay bastantes, los más avezados han lanzado en sus cuentas de twitter los links de los vídeos de youtube. Yo no veo que haga falta, tenemos esas declaraciones bien recientes en la memoria. Hace apenas 48 horas la Audiencia Nacional anulaba la amnistía fiscal a la que se había sometido. Se han descubierto más millones de los 28 que el juez Ruz ha establecido como fianza, muchos más, y guardados mucho más lejos que Suiza.

Ya nada nos sorprende. El Partido popular ha lanzado el primer comunicado 'hashtag' de la historia de nuestro país y me temo, que del globo terráqueo:

#27Junio2013ElPartidoPopularManifiestaComoHaHechoSiempreRespetoALasDecisiones- JudicialesEnTodosSusProcedimientos.

Escribo mientras veo el TD2: "Escueto comunicado", lo llaman. El PSOE ya ha salido a implicar a los populares, los diputados de la izquierda ya están pidiendo la dimisión de Rajoy.

Previsible, y repetido. Ineficiente.

Esta mañana hemos desayunado escuchando cómo la presidenta del Partido Popular en Catalunya suele hablar con la boca llena. A mí, que la elegancia propia y ajena me pueden, es lo que se me ha quedado de los 3:49 segundos de filtración de voz. Puede que a vosotros os interese más aquello de “no podemos ir a la policía, yo tengo un fiscal de confianza”. No puedo incluir el link porque judicialmente estaría cometiendo un delito, y es que Alicia Sánchez Camacho ha conseguido que no se pueda difundir y no estoy para multas: lo tendréis que buscar vosotros. Eso sí, del delito de prevaricación o como mínimo tráfico de influencias que confiesa en la cinta no se dice nada.

Poco significativo, conocido. Inútil.

Tenemos a un 'conseller' popular en Baleares con una querella encima por homicidio imprudente de un joven senegalés, por desasistencia sanitaria que a pocos parece importar. Alpha Pam ya empieza a conjugarse en pasado, nos suena a cuento inevitable y viejo. Dejadme que lo vuelva a escribir: un Conseller de Salud en activo, Martí Sansaloni, se enfrenta a una acusación de homicidio de un ciudadano.

Ajeno, minoritario. Insuficiente.

Quizá hoy me dejé la rabia para otro momento en que sirva de algo. Puede que hoy no quiera leer el tuit más ingenioso, la pluma de periodista más incisivo y exacto.

Hoy apelo a la memoria, a la nuestra. Me ha dado por pensar que si hablamos mucho de él y de los que le acompañaron, de lo que calla y no sabemos si contará, se nos escapará su historia entre los dedos si la escribimos o entre los ojos si la leemos. Y dentro de un tiempo cuando toque recordar, olvidaremos.

Permitidme hablar de Aureliano Buendía, aquél que supo con la segunda arremetida del viento cuya potencia ciclónica arrancó de los quicios las puertas y las ventanas, que Amaranta Úrsula no era su hermana sino su tía.

¿Qué arremetida de los elementos necesitaremos nosotros para saber lo que aún no creemos saber?

Un huracán bíblico borró la última página donde se nombraba a Macondo mientras nosotros sujetábamos el libro con fuerza, revolviéndonos, intentando que durara más la mejor historia del mundo, pero Aureliano entendió sin remedio que él y su estirpe serían desterrados de la memoria de los hombres.

Te puede interesar

¿Cual será el verso final que que leamos nosotros para dejar pasar de una vez al pavoroso remolino de polvo y escombros que se lleve a algunos de los nuestros, estos con los que convivimos día a día y que no merece ya la pena nombrar, los que han de ser condenados a cien años de soledad y que tampoco tendrán una segunda oportunidad sobre la tierra?

El blog de Merche Negro