tú y yo somos tres

«Daría la bienvenida a Iker»

1
Se lee en minutos

Xavi Hernández, entrevistado por Pitu Abril (’La porteria’, BTV).

Le preguntóPitu AbrilaXavi Hernández(La porteria, BTV) si es posible que el guardametaValdés reconsidere la idea de abandonar el Barça.Xavi contestó:«Conociéndole como le conozco, creo que no. Y me duele que se marche. A nivel mediático, ha tenido el peor trato que yo he visto en toda mi carrera. Un trato totalmente inmerecido». Y como estaban hablando de un excelente portero, Pituno pudo resistirse y sacó enseguida el nombre de otro glorioso jugador:Iker Casillas. Preguntó:«Si se confirma su salida del Madrid, ¿te gustaría que vienese aquí?». ¡Ahh! Sonrió entoncesXavi, y respondió con rotunda claridad:«No vendrá. Es muy madridista. No lo veo fuera del Real Madrid. Pero con todos los respetos a los porteros que tenemos en casa, y a los que posiblemente vendrán, yo a Iker le daría la bienvenida aquí». He entresacado ese instante concreto de la entrevista porque permite una constatación interesante: el respeto, el afecto, con que un jugador del Barça habla de sus rivales del Madrid.Xavies todo un señor, eso ya lo sabemos. Es de una elegancia extraordinaria, tanto como jugador como ciudadano común y silvestre. Pero la forma en que hablaba deIker, o deSergio Ramos, por ejemplo, es más que un detalle de buena educación: es la demostración de un espíritu que ha evolucionado, que ha progresado, de forma admirable. Hubo un tiempo en que -incluso desde la directiva del club- se impulsaba una especie de odio enfermizo hacia todo lo que olía a madridismo. Eran aquellos días en que la falta de victorias se intentaban compensar con el lanzamiento de petardos contrael enemigo. Precisamente en esta misma entrevista hubo otro instante que confirma esta evolución en positivo. Fue cuandoPitupreguntó:«¿Tú entiendes que muchos barcelonistas no quieran una final de Champions entre el Barça y el Real Madrid?». YXavicontestó:«Pues no, no lo entiendo. Ya existe una generación que ha cambiado aquel sentimiento pesimista. El culé que es ya mayor, y que las ha pasado canutas, mantiene un sufrimiento muy distinto del de las nuevas generaciones».

Noticias relacionadas

Efectivamente. Las palabras deXaviapuntan hacia un sentimiento de grandeza: importa un pito quién esté delante en Wembley, sea el Madrid, el Bayern o el Borussia. Lo que importa es estar en Wembley.«Y que al final puedan levantar la copa Tito y Abidal»,como dijeron, visiblemente emocionados, tanto el entrevistado,Xavi, como su entrevistador,Pitu.