tú y yo somos tres

Saskia seducida por Ramon

Se lee en minutos

Saskia con Ramon, en la librería ’Shakespeare & Co’, de París (El 33).

Te puede interesar

Ahhh!Ramon Generno podía haber comenzado mejor su tercera temporada deÒpera en texans(El 33). Ha viajado a París para hablarnos deLa Bohème, la famosísima ópera deGiacomo Puccinique narra la historia de amor entre la coqueta modistillaMimíy el poetaRodolfo. Y nada más pisar París, lo primero que ha hechoRamonha sido trasladarse raudo y veloz a la libreríaShakespeare & Co;y allí ha construido, ha protagonizado, una escena con la encargada del local, la deliciosaSaskia, que ha sido de agarra pan y moja. Nada más entrarRamonen el establecimiento vimos que la delicada criatura le recibía con una alegría enorme. ContóSaskia, de entrada, que esta librería es la única de París en la que pueden pernoctar autores, siempre que sean de habla inglesa -como en el pasado hicieranAnaïs Nin,Henry MilleryWilliam Burroughs, por ejemplo-, y entonces comprendimos por quéRamon, estando en el corazón de Francia, frente a Nôtre Dame, le hablaba aSaskiaen inglés. ¡Ahhhh! Qué tunante, qué tremendo. Le decía aSaskia, la mar de travieso:«Enséñame tu cama, enséñame dónde duermes». YSaskiahizo un mohín de complacencia y le llevó por unas empinadas escaleras hasta el altillo, en donde hay una estancia, repleta de libros también, pero en la que florece una camita muy bohemia, y a su lado, un piano muy hermoso. ¡Ahh! ¡Imbatible combinación, sí señor! La cama y el piano.SaskiayRamon. Me descubro ante esta sugerente orfebrería escénica. Como pueden comprender,Ramonse quitó inmediatamente el abrigo, se precipitó sobre el teclado, y se arrancó con las primeras notas de la ópera,mientras exclamaba con gran excitación«¡Guauu! ¡Eso es la vida bohemia en París, ¿verdad Saskia?». YSaskia, embelesada, ya hacía rato que aguardaba sentadita en la cama, suspirando, totalmente arrebatada de emoción. Qué gran comienzo de temporada,Ramon. Hablando en inglés con una inglesa, y cobijado en el altillo de laShakespeare & Co, ha conseguido transmitirnos toda la pasión de una obra italiana que sucede en París con protagonistas franceses. ¡Ahh! Eso es una genialidad que la tele consigue raras veces.

Ha logradoRamon Generno solo mantener la excelencia en su fantástico programa, sino que ha alcanzado un tono muscular narrativo prodigioso. Nos ha desgranadoLa Bohème con sublime vehemencia y, al mismo tiempo, ha dejado aSaskiaturulata completamente.