24 oct 2020

Ir a contenido

tú y yo somos tres

La tableta de chocolate

Ferran Monegal

Se acaba de celebrar la segunda batracomiomaquia, la segunda batalla entre los ratones (Gran hermano, Tele 5) y las ranas (Splash!, Antena 3 TV), y esta vez han sido los ratoncitos los que han ganado por dos puntos de ventaja. La estrategia de las ranas ha sido la habitual de A-3 TV: televisión amable, familiar, chapuzones blancos y grandes dosis de sentimentalismo, a veces un poco cursi, dicho sea de paso. La gran atracción ha sido Darek. ¡Ah! Qué cuerpo el de este muchacho. Ese era el gancho: disfrutar de su escultural body subido a siete metros y medio del agua, y verle lanzarse como un Tarzán. Le decía Arturo Valls, después del chapuzón: «Estoy viendo músculos que no sabía ni que existían», y una profunda y sana envidia le embargaba. Y Darek contemporizaba contrayendo el abdomen y marcando la tableta de chocolate. En la grada de público estaba su actual novia, Susana Uribarri, y le gritaba con pasión y entusiasmo: «Cariño, a por todas, ¡tú puedes!». O sea, lo que decíamos: el cuadro sentimental. Y para redondear el clima familiar, una sorpresa al final: la mamá de Darek, doña Mira, traída expresamente de Polonia sin que su hijo supiera nada. ¡Ahh! Le dijo Santiago Segura, cuando se marchaban: «No se preocupe, señora, que aquí en España a su hijo le tenemos muy bien colocado». Efectivamente, este mozo se ha colocado de fábula.

Los de la ratomaquia (GH, T-5), que venían de la derrota de la semana anterior, cambiaron la estrategia. Dentro de su estilo, dentro de su particular manera de fabricar el reality, mandaron a Merceditas Milá que saliera a por todas, sin dar tregua, en plan coronela tapioca cafre, pim pam, disparando desde el primer minuto del programa. Y en efecto, comenzó a fusilar al personal. Fusiló al ratoncito Danny pegándole un meneo prepotente y bárbaro. Fusiló a su novia Eva. Fusiló a Víctor, el mánager que la acompañaba. Les expulsó a zurriagazos mientras les gritaba, avasallándoles: «¿Qué creíais, que íbais a poder con el programa? (...) ¡Me da repugnancia veros mentir!». ¡Ahh! Cuando Merceditas se pone así, en plan Cruella De Vil, es imbatible. Comenzar el programa fusilando es una estrategia imparable.

Tele 5 es invencible en el reality canalla. Si Splash! fuese de Tele 5 la sorpresa a Darek no hubiera sido traer a su madre de Polonia: hubiesen sacado a Anita Obregón emergiendo de las aguas. Les habría costado una pasta, pero el golpe podría haber sido... ¡es-ca-lo-frian-te!