LA HUELGA GENERAL

Carnicero: Solo hay más paro en Gaza

1
Se lee en minutos
Protesta sindical en el aeropuerto de Barajas durante la huelga general.

Protesta sindical en el aeropuerto de Barajas durante la huelga general. / AGUSTÍN CATALÁN

La afirmación es de un directivo de los empresarios españoles que pide bajadas en los costes laborales. Pero no se entiende que no se genere empleo con la brutal reforma laboral realizada por el Gobierno deRajoy. Lo cierto es que la reforma ha abaratado el despido y ha promovido muchos más. Y no se hacen nuevos contratos a pesar de la ventaja que significa despedir más barato.

Eldesempleo es el buque insignia del fracaso de las medidas deRajoy. Todos los organismos internacionales y los servicios de estudios vaticinan nuevo record de desempleo para el 2013. No se ve horizonte por ningún lado. Y cada nuevo recorte provoca una contracción de la economía, la constante de la ausencia de crédito y el empobrecimiento de la población. ¿Falta algún motivo añadido para el descontento general y para darle legitimidad a una huelga necesaria?.

AAngela Merkelle van bien los sondeos enAlemania. No hay que esperar ninguna rectificación en su política europea. La canciller tiene encendidas las luces cortas y no le preocupa ni el futuro de Alemania ni la desestructuración de laUnión Europea. La explosión social se está larvando a pesar del miedo instalado en la sociedad española. No hay esperanza. No hay futuro y no hay confianza alguna en los grandes partidos.

La eclosión de los populismos ha empezado por Catalunya. Antes de que alguien ocupara esa posición lo ha hecho CiU. El partido de Artur Mas es una sucursal de los recortes deRajoy en Catalunya. De momento, la bandera secesionista oculta la cruda situación económica y social de Cataluña. El 25-N, cuando se acabe esta efervescencia, la carrera a ninguna parte tendrá que celebrarse en el marco de una economía en quiebra y de una sociedad empobrecida.

Noticias relacionadas

La huelga de hoy va a ser un indicador de la temperatura social con un medidor amañado por el miedo de muchos trabajadores a significarse en la protesta. Debiera ser el germen de una coordinación de las economías del sur para dar una respuesta contundente aAlemania. Solo hay más paro en Gaza, que es zona de guerra y exterminio de la poblaciónpalestina. Pero nada garantiza que no seamos capaces de sobrepasar esas tasas de paro. Solo depende de la persistencia en unas políticas nefastas que tienen alternativas que sencillamente no se quieren aplicar.

http://ccarnicero.com/