Gente corriente

Nacho Simal: «Nosotros, lo que hacemos mejor es dibujar»

3
Se lee en minutos
Nacho Simal.

Nacho Simal. / JULIO CARBÓ

Este dibujante zaragozano es uno de los fundadores de la revista de dibujo y cómicLa Cruda. Hace un año puso en marcha, en Barcelona, la galería de dibujo E.THall, que -no se confundan con el extraterrestre- significa Estudiosos del Tema. Llego a él porque me cruzo con un dibujo suyo de pájaros que me hipnotiza.

-¿Y siempre pinta pájaros?

-Cuando estudiaba en la Facultad de Bellas Artes los abandoné, pero regresé a ellos. Empecé a dibujarlos cuando los investigaba.

-¿Los investigaba?

-Sí, tendría unos 10 años y dibujaba pájaros como una forma de saber más de ellos. Mi padre me dejó su cámara, pero se los veía demasiado pequeños. Me parecía mucho mejor dibujarlos.

-Todo empezó a los 10 años.

-[Se ríe] Mis primeras 400 pesetas las gasté en una guía de ornitología y ya sabe que siempre se ilustran con dibujos. Me apasioné con los pájaros y durante mucho tiempo pensé que era algo mío, pero ahora tengo un sobrino que está obsesionado con los peces. ¡No vea cómo tiene el congelador de mi hermana!

-Sí, pero de aquí a hacerlos su obra.

-Mi padre me decía que me hiciera guardia forestal o veterinario. ¡Aún me lo dice!, pero a mí me encantaba dibujar pájaros así que vine a Barcelona para estudiar Bellas Artes. En realidad, siempre he tenido una relación especial con ellos, intentaba cogerlos, los imitaba. ¡De pequeño mi habitación estaba llena de pajarillos y no vea la gracia que le hacía a mi madre!

-¿Los tenía en jaulas?

-¡No! Si los encontraba en el nido, jugaba con ellos. Una vez mi padre me regaló dos luganos y los tuve dos años hasta que me di cuenta de que necesitan ser libres. En esa época escribí un librillo en la escuela que tituléEn busca de la libertad. Mi abuelo escribió el prólogo, que hablaba de la libertad. Era algo muy profundo que entonces no entendí.

-¿Se pasó a las letras?

-Era un libro ilustrado, que yo escribí y dibujé, y mi madre pasó a máquina.

-¿Y ahora tiene pájaros?

-Sí, ocas, gallinas, un pato y un gallo pequeñito. Vivo en Sant Celoni, en el campo, y no sabe lo que se siente cuando uno aprende a comunicarse con ellos. Los pájaros tienen un comportamiento muy estructurado y es fácil empatizar con ellos.

-Póngame un ejemplo, por favor.

-Si vistes siempre igual, se acostumbran a ti y se acercan.

-Su taller y galería se llama E.T. ¿Por el extraterrestre...?

-¡No! Significa Estudiosos del Tema y es un taller que montamos hace 11 años con un músico y un escultor. Con el tiempo hemos evolucionado y ahora tenemos una revista,La Cruda,y una galería de dibujo contemporáneo, E.THall.

-Vaya por partes.

-En el 2008, junto con Rubén Escalona y Gonzalo Rueda, decidí crear una publicación como forma de homenaje al cómic y a la ilustración. Se estaban haciendo muchas cosas en el extranjero así que decidimos probar en Barcelona y nacióLa Cruda.Desde entonces, ya hemos editado cinco números y, sin saber cómo, ya hemos entrado en el circuito internacional. En el cuarto número publicó Moebius y ahora ya tenemos que decir que no a gente que quiere publicar con nosotros.

-¿Cómo se financia?

-Con socios y por la compra. No tiene publicidad y, de momento, no hemos encontrado patrocinadores, pero seguimos.

-¿Y la galería?

-Eso es otra historia: teníamos el local y el escaparate y hasta hace un año nunca pensamos en abrir una galería. Fueron unos amigos carpinteros que me lo sugirieron y aquí está. Empezamos gestionándola nosotros mismos, pero nos dimos cuenta de que para hacer una labor profesional se necesitaban unos conocimientos y una dedicación que nosotros no podíamos dedicarle. Fue entonces cuando le ofrecí a mi amigo Jorge Bravo que se hiciera cargo de su gestión. Hizo un proyecto de galería de dibujo contemporáneo y funciona muy bien.

-Una revista, una galería…

-De lo que se trata es de construir una ciudad entre todos. Nosotros lo que hacemos mejor es dibujar. Otros tienen otros lenguajes. ¿Suena muy pretencioso? Si es así, no lo escriba.

Noticias relacionadas

-No.

-Es que realmente lo creo: hay que construir creando y cada uno con lo que sabe hacer.