El turno

El hundimiento de Hitler y el de Zapatero

1
Se lee en minutos

Hay paralelismos cogidos con pinzas que, sin embargo, no resisten la tentación del escritor. Me refiero a la películaEl hundimiento, donde se relatan los últimos días deHitleren su búnker de Berlín. Como voy a hablar de la resistencia deRodríguezZapateroa reconocer el desmoronamiento del PSOE, debo aclarar, para no inducir a equívocos, que la comparación solo se refiere a la metodología de la pérdida del poder y no a la naturaleza evidentemente antagónica de los dos personajes.

Los historiadores coinciden en que el fracaso de la ofensiva de las Ardenas sentenció definitivamente la segunda guerra mundial. Pero la locura deHitlersiguió haciéndole creer en la existencia de las divisiones que solo existían en sus mapas. Ahora el escándalo de los ERE de Andalucía se constituye en las Ardenas del PSOE. Las encuestas revelan su caída en picado, no tanto por la revalorización del PP como por la espantada en las filas socialistas.

Noticias relacionadas

La rebelión es sorda y sigilosa, porque nadie se atreve a decirle aZapateroque sus divisiones son de papel. Y la marca PSOE se ha vuelto un inconveniente que a muchos líderes locales les gustaría esquivar. Pero la historia está llena de ejemplos de suicidios políticos y militares.Napoleóndebería saber que el invierno ruso era invencible. Más de 200.000 soldados murieron en la retirada de Moscú por un arma inexpugnable: el frío.

Zapaterosimula que no ocurre nada que no sea reversible. No reacciona y su hoja de ruta permanece aparentemente inalterable contando con divisiones que ya no tienen carácter operativo. Las últimas encuestas demuestran que la línea de defensa de Andalucía ya no resiste los embates del ejército del PP. El hundimiento del PSOE promete ser espectacular, pero no hay reacción posible cuando el talento solo se sustenta en la convicción de estar ungido por la suerte. La debacle puede ser histórica. YRajoy,como hicieron los rusos, solo tiene que esperar que el frío que rodea al PSOE termine por hacer su labor.