El turno

La apuesta de unas primarias

1
Se lee en minutos

El proceso de primarias emprendido por el PSC en la ciudad de Barcelona constituye una novedad sin precedentes en la historia del municipalismo barcelonés. Más de 12.000 ciudadanos, los militantes y simpatizantes socialistas inscritos, podrán votar el 19 de febrero para escoger el candidato que el PSC presentará en las elecciones municipales del próximo mes de mayo.

En unos tiempos en que demasiado a menudo la política y los políticos son cuestionados y difamados injustamente, la iniciativa puesta en marcha por el PSC es un buen ejemplo de apertura al conjunto de la ciudadanía, a pesar de que también es obvio que, ante unas encuestas adversas y después de su derrota electoral del 28-N, el PSC ha sabido hacer de la necesidad virtud.

Noticias relacionadas

El alcaldeJordi Hereuaspira a optar a la reelección con el aval de una gestión globalmente positiva, con unos resultados económicos notables pero con errores sobre todo en cuanto a la incapacidad de transmitir su liderazgo político y de dar a conocer los buenos resultados del trabajo hecho por su equipo de gobierno municipal. La alternativa aHereues la exalcaldesa yexconselleraMontserrat Tura, una mujer de largo recorrido político, con buena capacidad de comunicación y una imagen clara de liderazgo firme.

Todas las encuestas conocidas indican queMontserrat Turalogra muchas más adhesiones queJordi Hereuentre el conjunto de los ciudadanos. Pero la decisión final corresponde a los militantes y simpatizantes socialistas, que deberán escoger entre la fidelidad a un buen alcalde con una imagen difusa y la apuesta para hacer posible la continuidad de un proyecto político que, con el PSC al frente, ha sabido hacer de Barcelona, desde 1979, la gran ciudad que es. Será una decisión importante. Para constatarlo basta observar el nerviosismo creciente de los adversarios políticos y mediáticos del PSC.