El turno

Peluches y aparatos sin fronteras

1
Se lee en minutos

Estos días que estoy más tiempo en casa por culpa de una pierna rota puedo dedicar más horas de lo habitual a chismorrear por el Facebook y a navegar por internet. Es así como he podido conocer dos formas muy originales de esquivar la pertinaz crisis que nos afecta. La primera se le ocurrió aDaniel Bacho,un joven checo residente en Barcelona. ¿Va usted justo de dinero y no sabe si el verano que viene podrá ir de vacaciones? Pues no sufra, que su peluche viajará por usted. La empresa Barcelona Toy Travels ofrece la posibilidad de que su querida (¿mascota?) realice una estancia de seis días en la capital catalana con todos los gastos pagados y visite la Rambla, la Sagrada Família o la Casa Batlló. Por unas tarifas que oscilan entre los 50 y los 70 euros,Bachogarantiza a sus clientes que recibirán correos electrónicos del peluche, fotos junto a los monumentos que han visitado y un pequeño suvenir de la ciudad. Y para que todos sus amigos estén al cabo de la calle de sus aventuras, incluso tendrán un perfil personal en Facebook.

Noticias relacionadas

La otra iniciativa es menos friqui, pero no menos sorprendente. La empresa Electro Recompra, de Sabadell, le garantiza la recompra del electrodoméstico que usted adquirió hace tres años abonándole hasta el 100% del importe que en su momento pagó. ¿Duros a cuatro pesetas? No lo parece. Los televisores, lavadoras y neveras recomprados se revenden después en países extracomunitarios en los cuales los productos de importación nuevos pagan elevados aranceles.

¿Crisis? ¿Qué crisis? Para los emprendedores imaginativos, situaciones como la actual ofrecen también grandes oportunidades. Tanto si mercadean con peluches como con lavavajillas.