El turno

El arte de saber comunicar

1
Se lee en minutos

Alfredo Pérez Rubalcabaaseguró en su primera comparecencia que la comunicación será la prioridad del nuevo Gobierno. En una etapa marcada por la austeridad, las reformas y la cohesión social, el superministroRubalcabacree que hay que tener más que nunca una excelente comunicación con los ciudadanos. Y dijo aquello de que el Gobierno es un presidente y 15 portavoces, porque cada ministro debe ser capaz no ya de explicarse, sino de comunicar lo que se ha logrado. Con todos mis respetos, señorRubalcaba, tengo mis dudas. No creo que puedan hacerlo. Dudo mucho de que los nuevos ministros hayan adquirido de repente esa capacidad, que tengan todos de un día para otro esa cualidad, una habilidad que tienen muy pocos, de saber conectar con quienes les escuchan. Una cosa es explicar y otra muy diferente comunicar. Comunicar es dar un paso más allá. No solo implica saber explicar nuestro mensaje

Noticias relacionadas

-que se entienda-, sino que además llegue a nuestro interlocutor. Si una explicación a menudo se queda en la superficie, una buena comunicación tendría que ser capaz de entrar y remover la conciencia de nuestros interlocutores, esto es, llegar a las personas, comunicarse. Comunicamos lo que sentimos. Y los ministros deben de haberse preguntado: ¿cómo tengo que hacerlo para que me entiendan y mi mensaje llegue? Si se consigue debe de ser porque nuestro discurso parte de la convicción, porque lo que decimos lo decimos con un lenguaje sugerente y cautivador y hemos sabido construirlo con la emoción y sentimientos necesarios para que nuestras ideas conecten con las de nuestros receptores. Comunicar es un acto de respeto por las emociones y la libertad de quien te escucha.

Como escribíaFerran Ramón Cortésen su libroLa isla de los 5 faros, lo que tan solo entendemos, podemos olvidarlo. Si además de entenderlo, lo sentimos, lo recordaremos siempre. ¿Tendrán este arte los nuevos ministros?