30 oct 2020

Ir a contenido

DOS MIRADAS

¡Dioses, Dios no lo creó!

EMMA RIVEROLA

Lo afirma Stephen Hawking en su nuevo libro: Dios no creó el universo. De repente, me invade la sensación de que se nos viene encima una avalancha de trabajo. Si Darwin ya lo excluyó como hacedor de la vida y ahora descartamos su intervención en el universo, ¿será verdad que Dios no existe?

El mundo se nos pone patas arriba. Cruces, medias lunas y estrellas de David quedan relegadas a meros motivos decorativos y, bien pensado, nadie muere ni mata por un simple ornamento. Los hombres y mujeres enclaustrados son invitados a palpar la vida. Y el Vaticano y sus habitantes de ropajes esperpénticos aterrizan en el siglo XXI y experimentan con la democracia, esa gran desconocida para ellos.

Por ahora, los cambios no están mal. Pero si sigo con la lista, hay algún renglón que me resisto a tachar. Lo del no matarás, no robarás y amarás al prójimo está bien. Muy bien, incluso. Además, en el nombre de Dios, son muchos los que se baten el cobre por los demás. Y cuesta despreciar a las legiones que se aferran a la religión como su única y última esperanza.

Esto se complica. Más aún, si tenemos en cuenta nuestra capacidad de adoración un tanto cretina. ¿Cuánto tardaríamos en elevar a los altares algún sucedáneo endiosado? Necesitamos otro sabio que nos ilumine. Porque quizás Dios no creó el universo, pero dudo de que sepamos vivir sin crear un dios.