Ir a contenido

En sede vacante

Unas elecciones decisivas

Josep Maria Fonalleras

Las elecciones del Barça son equiparables a las elecciones parlamentarias del mismo modo que lo es el Museu del Barça a los demás museos. O sea: sin contener en su interior un elevado registro de interés, político o artístico, la expectativa que despiertan supera, muchas veces, unas autonómicas o un Dalí. El Museu del Barça ha sido, muchos años, el más visitado de Catalunya, aunque las estadísticas oficiales, en cierto modo, lo menosprecien. La elección del presidente de un club deportivo, en otro país, tendría la misma trascendencia que la apasionante disputa por un cargo similar en una escalera de vecinos. Pero aquí todo es bastante diferente. Este club, que según el expresidente Núñez dio nombre a la ciudad, es de unas dimensiones tan colosales que se invierte el orden natural de las cosas. En realidad, la consulta afecta a un número muy reducido de personas; la gestión se reduce a un patrimonio privado; y la filiación de los candidatos no responde, en principio, a ninguna doctrina ideológica. A pesar de ello, no les quepa la menor duda de que en los próximos días no se hablará de otra cosa.

Para mí que el otro gran tema ciudadano fue planteado teniendo en cuenta las circunstancias azulgranas. Debe de ser, en estos momentos, analizada la estrategia de Hereu, el único punto a favor de quien diseñó la consulta sobre la Diagonal. Al hacerla coincidir con el estallido deportivo, el fiasco parece menos catastrófico. Las derivadas políticas coincidirán aproximadamente con el inicio de la lucha entre sandros, inglas y ferrers, con lo cual quizá tendremos que acabar reconociendo que la butade de Núñez no fue sino una profecía. Esta es la ciudad que toma el nombre del club. La fecha clave del calendario electoral será el 13 de junio. En otoño, habrá más elecciones, pero, claro, no serán tan decisivas.

0 Comentarios
cargando