14 ago 2020

Ir a contenido

lectores

Carta destacada del día: 'El aprendizaje de la lengua de signos debe potenciarse'

Cecília Solanes Traserra.
Barcelona

No entro a juzgar la parte médica del nuevo protocolo de detección precoz de la sordera, aunque tengo cierto recelo sobre el tratamiento de que será objeto posteriormente. Tras leer la información de EL PERIÓDICO Salut instaura un protocolo para detectar la sordera en los bebés --publicada el 17 de febrero--, considero que todavía se estigmatiza la lengua de signos. El hecho de hablar con normalidad (con o sin fluidez) pero, al mismo tiempo, ser usuario de la lengua de signos ha sido siempre, y lo sigue siendo, un sinónimo de ignorancia para muchos. Para los que sufren sordera profunda, está demostrado que se puede desarrollar un lenguaje a través del canal visual. En los casos en que una persona sea completamente sorda, incluso si solo tiene alguna deficiencia, la señal que reciba o emita para comunicarse no puede ser por vía auditiva; necesita el lenguaje de los signos.

Pongo en duda que los estudios y recursos para mejorar la vida de los sordos a lo largo de más de 100 años hayan sido los adecuados. Confío en que el nuevo protocolo del Departament de Salut produzca mejores resultados para todos, sea cual sea el idioma elegido. No obstante, visto el nombre de algunos miembros que componen el grupo de trabajo de dicho protocolo, sospecho que los sordos adultos firmantes del documento seguirán en un segundo plano, como si fueran invisibles. Otros que no tienen deficiencia alguna, en cambio, parece que tienen derecho a intervenir en esa comisión que tramitará la ley de la lengua de signos catalana que se tramita en el Parlament. Esta manera de expresarse merece un lugar destacado en todos los planes educativos del Govern, ya que es una herramienta indispensable para el aprendizaje.