14 ago 2020

Ir a contenido

El billete

Los libros se salvan

GLÒRIA Soler*

Los resultados de la campaña de ventas navideña han revelado algunos datos de interés sobre la conducta de los compradores en tiempos de crisis. A falta de datos oficiales y según las primeras estimaciones de editores y libreros, puede avanzarse que las ventas del sector han resultado mejores de lo previsto. En general, la gente ha tendido a regalar más libros que otros años, y se ha decantado por la literatura infantil y juvenil y, sobre todo, por los libros de cocina y bricolaje. Las causas del buen comportamiento de la demanda deben buscarse en aquello que distingue al libro de otros bienes de consumo.

En los libros concurren un conjunto de cualidades extrañas que difícilmente pueden reunir otros productos: tienen precios asequibles y una oferta amplia y variada, abren las puertas a un trabajo creativo, aumentan el nivel cultural, favorecen la complicidad con la persona que los regala... Si para Montaigne "el libro es el mejor viático para el humano viaje", para la escritora y editora Esther Tusquets, "dejas libros en el coche y nadie te los roba, aunque esté abierto".

*Historiadora