La entrevista con Joan Puigcercós, Dirigente de ERC

Joan Puigcercós: "Seguimos siendo los de 'la caseta i l'hortet'"

3
Se lee en minutos
Joan Puigcercós: "Seguimos siendo los de 'la caseta i l'hortet'"

ALBERT BERTRAN

--Controla el aparato de Esquerra y encabeza la candidatura con más avales de las cuatro que se presentan al congreso. ¿Ya ha ganado?

--No. Nuestros militantes son exigentes e inquietos. Hay que convencerlos uno a uno. Somos 10.000 y habrá una gran participación.

--La candidatura Benach-Niubó presenta 700 avales. Asegura que tiene el doble, pero que temen represalias.

--No lo entiendo. ¿Por qué, entonces, no las temen los de Uriel o Carretero? A Esquerra se le reprocha ser asamblearia.

--Carod dice que se le ha hecho mobbing. Y que quiere un partido de Gobierno, no de calçotada.

--Quiero una Esquerra fuerte. Carod, por lo que ha aportado y por tener el cargo más relevante en el Govern, es un hombre clave. En momentos difíciles, ha tenido mi apoyo y lo seguirá teniendo, pero no puedo estar de acuerdo con eso. Hay cosas peores que una calçotada.

--Hay diferencias. Usted quiere ser candidato a la Generalitat.

--Seré candidato si el partido lo quiere. Si hay más de un aspirante, habrá primarias. No tengo serias diferencias con Carod, los dos hemos optado por el tripartito. Pero...

--¿Qué?

--Si soy candidato a presidir la Generalitat y no lo consigo, no estaré en el Govern. ERC puede gobernar, pero el presidente de ERC, si no preside Catalunya, debe explicar lo que hacemos. Al tripartito le falta relato. Esquerra debe tenerlo.

--Gana el 7 de junio con el 40% y usted es presidente, pero sus tres contrincantes pueden aliarse y dejarle en minoría en el congreso a los ocho días.

--Sería complicada una ponencia estratégica de las tres minorías contra la mayoría. Después del día 7 haremos un esfuerzo de unidad. Aspiro a constituir el pal de paller, y por eso el candidato a secretario general es Joan Ridao, que es una de nuestras esperanzas.

--Convocar un congreso tras un fracaso electoral, ¿no es un error?

--Nuestros ocho escaños del 2004 se dieron en una circunstancia excepcional. Entonces era difícil que el PSOE ganara y fuimos voto útil contra Aznar. Ahora debíamos haber sacado cinco diputados, no tres. Unos 50.000 votos más.

--Aunque sea menor, es un fracaso. El 73% de los catalanes considera que ERC está en crisis.

--Estamos en un momento de cambio. La nueva derrota del PP cierra un ciclo. Somos un partido joven, viene un periodo largo sin elecciones y es oportuno aclararnos. El error sería retrasar la clarificación.

--La mayoría critica el papel de ERC en el Govern, pero sus votantes lo aprueban. ¿Son felices con el tripartito?

--Los nuestros quieren que gobernemos. Saben que un Govern con ERC es diferente de otro sin ella. Planteamos un Estatut ambicioso y ahora impulsamos la financiación. Y el conseller Castells ya ha logrado mucho en infraestructuras.

--¿El tripartito es fruto de la coyuntura o una estrategia a largo plazo?

--Lo relevante es que ERC sea, como mínimo, la tercera fuerza. Se acabó la Catalunya en blanco y negro de CiU o el PSC. El Gobierno actual es legítimo, como lo sería otro nacionalista de ERC y CiU.

--¿En qué quedamos?

--También lo sería otro del PSC y CiU. Hay cosas en las que el PSC y CiU están más cerca entre ellos que de ERC. El futuro no está escrito.

--Hay quien dice que la agitación de Esquerra favorece que se forme la gran coalición.

--Somos un partido de gobierno y lo queremos compatibilizar con la reivindicación. Quizá tenemos que afinar en el equilibrio.

--Pero a los militantes del partido les va la gresca.

--El recorte del Estatut provocó frustración, pero quien esté libre de culpa que tire la primera piedra. Tenemos 200 alcaldías y 1.600 concejales. No son agitadores, son gestores municipales.

--En su nuevo libro apuesta por el liberalismo.

--Nunca hemos sido colectivistas. Soy socialdemócrata, pero asumo la corrección liberal. Es lo que hizo Tony Blair en Gran Bretaña, y donde la izquierda no rectifica --como en Francia o Italia-- ganan Sarkozy o Berlusconi. Esquerra apoya la propiedad privada.

--Ya lo decía Francesc Macià: la caseta i l'hortet.

--En parte, seguimos siendo los de la caseta i l'hortet, porque apreciamos el valor de la propiedad, la competencia, el mercado y la meritocracia. Con progreso social.

Noticias relacionadas

--¡Tan liberal como Carretero!

--No hay que confundir la crítica a los excesos del asistencialismo con que los de izquierdas se tengan que ir de Esquerra.