Refugios a remojo

Oasis donde esquivar olas de calor: estas son las mejores piscinas de Barcelona

Coge aire entre hamacas, flotadores y toallas de Buzz Lightyear. Ya puedes volver a aullar «boommmba» cual King Africa. Aquí van ideas frescas para darte un chapuzón urbano este verano 2022

Amanecer a ras de piscina en el Club Natació Atlètic-Barceloneta.  

Amanecer a ras de piscina en el Club Natació Atlètic-Barceloneta.   / Joan Cortadellas

Este es el salto más fácil de tu vida. Sé valiente, huye del sol. El agua te espera. 1, 2, 3, ¡splash!   

1. Doble fondo   

Horizontes cruzados

El mar se encuentra con el cloro en los confines del Club Natació Atlètic-Barceloneta. La noche y el día también se cruzan para quienes bracean ya mientras la ciudad aún duerme. Presenciar el amanecer flotando sobre una piscina con vistas al litoral revela escenarios sobrecogedores. Este histórico club fundado en 1913 depara infinidad de epopeyas sumergidas a través de sus dos piscinas descubiertas, una de ellas climatizada, otra cubierta, más el solárium, un trozo de playa privado y el nuevo spa que inaugurará en unos días. Nadar mientras las palmeras se doblan sobre el horizonte, con el Mediterráneo al fondo.  

El Club Natació Atlètic-Barceloneta abre de lunes a viernes de 6.30 a 23 h. Sábados, de 7 a 23 h. Domingos y festivos de 8 a 20, h. hasta el 30 de septiembre. Entradas puntuales para no socios: de 4,11 € a 13,67 €, dependiendo de la edad. Plaza del Mar, s/n. www.cnab.cat 


2. El lago azul 

Hiperchapuzones

 Can Dragó, la meca del esparcimiento veraniego: 2.960 metros cuadrados de piscina. 

/ Laura Guerrero

En Nou Barris se hace todo a lo grande. Cruzas sus avenidas y rotondas demenciales sudando entre edificios gigantescos que arañan el cielo. Y suspiras por ver el agua. Cuando te asas sobre el cemento, la piscina más grande de la ciudad siempre está allí para salvarte. Los 2.960 metros cuadrados de la piscina de Can Dragó son la meca del esparcimiento veraniego. El entorno del lago es un mosaico glorioso de caras bronceadas, bañadores chillones y toallas multicolor adorando una curva de azul infinito. La profundidad es muy prudente, va de 0,10 hasta 1,30 metros. Bajo el puente, las carcajadas suenan amortiguadas entre chapuzones. Siempre hay más gente dentro que fuera del agua, pero también se puede gozar con sus hamacas, en el bar o en el inmenso terreno verde que acompaña la piscina. Bañito, bocata y siestita.  

Can Dragó abre todos los días de 10.30 a 19 h. hasta el 4 de septiembre. Los precios sin abono oscilan entre 2,5 € (niños) y 8,75 € Rosselló i Porcel, 7. eurofitness.com/candrago


3. Festival en el mar  

Las olas del Fòrum

Zona de baños del Fòrum.

/ Sergi Conesa

Después de tantas noches de festival, es posible que sientas una extraña fuerza que vuelve a llevarte por inercia al recinto del Fòrum, como si un rayo tractor tirara de esa pulserita que aún no te has quitado. Tranqui, puedes dejar atrás toda tu erudición musical y el estrés por los solapamientos de conciertos: en la zona de baños del Fòrum basta con tararear la canción del verano y aullar "boommmba" cual King Africa en plena zambullida. Como con todas las cosas gratis, hay que andarse con ojo, porque se accede al agua desde el pavimento. También suele haber erizos, es mejor bañarse con calzado. Eso sí, cuenta con un área para personas con movilidad reducida que dispone de un servicio de apoyo al baño y silla hidráulica. Aun sin arena que se escurra entre los dedos, hay quien espera avistar una sirena en esta lengua de cemento que va del espigón de Rambla de Prim hasta la plataforma de juegos infantiles del Fòrum.  

Es de acceso gratuito y diario. Zona de baños del Fòrum. Plaza del Fòrum, 1. barcelona.cat


4. Baño en el barrio  

El ‘chill’ del Guinardó

 A veces toca sentirse como un multimillonario aunque tengas los bolsillos vacíos. La república independiente del Guinardó se convierte en un paraíso tropical cada año, el día que se abre la piscina de verano del Centre Esportiu Municipal Guinardó. En un barrio que de por sí ya guarda muchos tesoros, la zona en torno al Centre Cívic Guinardó y los jardines del Doctor Pla i Armengol no deja de expandirse en pistas de deporte, huertos y rincones encantadores. Este año, la piscina descubierta abre recién maqueada para que los vecinos sigan celebrando el verano entre parasoles, flotadores y toallas de Buzz Lightyear. Una lámina de agua de 33 x 17 m para disfrute de toda la familia, rematada por el servicio de tumbonas y el bar. Los socios tienen claro que, aparte de la piscina familiar de fuera, cuando se va con niños pequeños conviene refugiarse en la piscina cubierta. Nada como asistir a esos reencuentros en manguitos desde esta atalaya elevada y en calma.  

CEM Guinardó abre todos los días de 11 a 19 h. hasta el 4 de septiembre. Las entradas sin abono van de 5,60 € a 6,52 € en función de la edad y el día de la semana. Menores de 5 años, gratis. Telègraf, 31-45. cemguinardo.cat


5. Saltos de anuncio  

Gozada olímpica

La Piscina Municipal de Montjuïc, con ‘skyline’ de fondo.

/ Elisenda Pons

Cada verano igual. Es llegar a las gradas olímpicas de la Piscina Municipal de Montjuïc y contener el aliento mientras asistes al glorioso espectáculo panorámico: el skyline de la ciudad de fondo, contrastando con el asombroso trampolín más las tonalidades turquesa de las baldosas bajo el agua. Tras el descenso de diva por las escaleras, ducha rápida para sumergirte cuanto antes en las profundidades refrescantes. Todo el espacio del mundo para marcarte unos buenos crols. Aquí no hace falta demostrar asombrosas cualidades anfibias para conseguir que te miren. Solamente hay que practicar cambios de pose sobre la toalla cual Kylie Minogue en el vídeo de 'Slow', o poner ojitos hedonistas como en 'Se a vida e', de Pet Shop Boys. El flirteo de toalla y los selfis presumidos van que arden. Luego todo es tomarse algo en la terraza de Salts, el bar con vistas sobre las gradas. Una estampa tórrida contemporánea que da para un cuadro de David Hockney: Trampolín olímpico, océano-ciudad.  

La Piscina Municipal de Montjuïc abre todos los días de 11 a 19 h. hasta el 4 de septiembre. De viernes a domingo, el horario se extiende hasta las 20.30h. La entrada oscila entre 4,73 € y 7,05 €. Av. de Miramar, 31. picornell.cat.


6. Altos baños   

Pirueta y tumbona

Picornell: ecosistema ideal para atletas acuáticos y familias acaloradas.

/ Joan Cortadellas

Cerca de ese gran obelisco del Palau Sant Jordi, el mundo se ordena en carriles, zonas de sol y sombra, bañadores flipantes u horteras. Las Piscinas Bernat Picornell son el ecosistema ideal para atletas acuáticos y familias acaloradas. Dimensiones olímpicas en la piscina exterior, rutinas acuáticas en la cubierta y las más precisas condiciones físico-químicas y microbiológicas en el agua. Todo eso se remata con la vista aérea que nos da el bar con terraza gigante desde donde podemos practicar otro gran deporte nacional: tomar una caña mientras contemplamos al personal gozar en el agua. Los niños aprenden a flotar con sus chorretes de corcho, las tumbonas se colonizan y el flow practicando aquagym de algunas octogenarias compite con las piruetas de los chavales al lanzarse al agua. Ah: mejor no ponerse mirón nivel Andrew Garfield en 'Under the Silver Lake' viendo cómo se marca el bikini en aquella silueta, que luego todo son paranoias.  

Las piscinas Bernat Picornell abren todos los días de 9.30 a 20.30 h. hasta el 11 de septiembre. Domingos, de 10 a 19 h. La entrada va de 7,80 € a 12,73 €. Av. de l’Estadi, 30-38. picornell.cat


7. Verano íntimo  

Cloro y lluvia

Club Natació Montjuïc.

/ Instagram

El placer que da ver las gotas caer sobre el agua con la cabeza bajo la superficie es indescriptible. Si hay una piscina donde querrás que te sorprenda una tormenta de verano, esa es la del Club Natació Montjuïc. El descenso por la hipnótica hendidura en la montaña que lleva a esta sutil superficie azul es un acceso al verano romántico. El olor a pino y el sonido de pájaros envuelve cada paso hacia los clásicos trampolines de piedra. Unas coloridas banderolas sobre el agua anuncian la meta olímpica. Mientras aleteas en paralelo a las boyas contemplando alternadamente el cielo o las líneas azules del fondo, llega el recuerdo de otros estíos. La armonía del lugar evoca atardeceres espléndidos. La familiaridad del momento y la maquinaria de la nostalgia funcionan en todo su esplendor.  

El Club Natació Montjuïc abre de lunes a viernes de 7 a 21.30 h. Sábados, de 8 a 21.30 h. Domingo y festivos, de 8 a 22 h. La entrada puntual para no socios (de 6 a 18 €) depende de la ocupación del día. Segura, s/n. www.cnmontjuic.cat


8. Niño al agua  

Chapuzón en el parque

El lago de la Creueta del Coll tiene aforo para 840 personas. 

/ Manu Mitru

Aquí no cubre. El juego de niños en remojo en que se convierte el parque de la Creueta del Coll durante los meses de verano es un gran alivio para las tardes bochornosas. Su gran lago presidido por una escultura de Chillida es un auténtico oasis del chapoteo: 2.700 metros cuadrados, una profundidad máxima de 60 centímetros y aforo para 840 personas. Aquí es donde quedan Dora la Exploradora y Bob Esponja para jugar. Los niños suben y bajan agitados al islote de palmeras y el lugar desborda risas histéricas, charquitos encantadores y la sensación constante de aventura y diversión.  

Noticias relacionadas

El lago de la Creueta del Coll abre todos los días de 10 a 20 h. hasta el 31 de julio, y de 10 a 19 h. desde el 1 de agosto al 4 de septiembre. La entrada general cuesta 2,49 €. Hay descuentos y bonos. Mare de Déu del Coll, 77. www.ae-eixample.cat 

Temas

Piscinas